Robo-advisors, el futuro de la industria de los seguros

empresa seguros

Los hábitos y las demandas de los consumidores están cambiando a un ritmo acelerado debido, en gran parte, a la penetración de las nuevas tecnologías y de los dispositivos móviles. De hecho, hoy en día podemos hablar de un nuevo consumidor, que está digitalizado, que accede a más información y que es cada vez más exigente con los servicios que demanda. Afortunadamente para las empresas, no paran de surgir nuevas tecnologías que permiten satisfacer todas las exigencias de los consumidores. Un buen ejemplo son los robo-advisors que, tal y como explican en el artículo “Robo advisors, ¿la democratización de la planificación financiera?, es un término que “hace referencia a los servicios de gestión de carteras basados en un algoritmo”.

Mucho se hablado de la importancia de esta tecnología en el sector de la banca, pero hay que tener en cuenta que también tiene mucho potencial en el sector asegurador. A continuación te contamos qué papel van a tener los robo-advisors en la industria de los seguros.

Sin intervención humana

El término robo-advisor surge de la unión de dos palabras inglesas: robot y asesor. Por tanto, es fácil deducir que se refiere a las plataformas digitales que ofrecen asesoramiento automatizado. Para hacerlo, se basa en algoritmos, así que no se requiere intervención humana. Como te hemos comentado antes, se suele relacionar esta tecnología con el sector financiero, pero es importante tener en cuenta que también puede ser útil para la industria de los seguros, ya que este tipo de plataformas basadas en algoritmos pueden servir para recomendar seguros. De hecho, pueden ofrecer a los usuarios soluciones que les permitan adquirir y gestionar seguros de forma sencilla. ¿Cómo? Pues aprovechándose de su gran capacidad de procesamiento de datos para obtener los productos que más se adapten a su perfil.

Ventajas para los clientes

Todo indica que los robo-advisors van a jugar un papel importante en el sector de los seguros en un futuro cercano. En este sentido, es importante tener en cuenta que este tipo de plataformas pueden ofrecer asesoramiento imparcial, ya que el producto recomendado no va a depender de comisiones ni de otras percepciones subjetivas. Por otra parte, los robo-advisor pueden anticiparse a las necesidades de los usuarios gracias a su poder a la hora de procesar datos. También hay que tener en cuenta que se trata de plataformas que ofrecen asesoramiento rápido, de fácil acceso y durante las 24 horas de los 7 días de la semana. Esto se traduce en una mayor sensación de cercanía y de disposición hacia el cliente. Eso sí, con esto no queremos decir que los mediadores de seguros vayan a desaparecer, ya que el trato humano seguirá siendo relevante, especialmente en el caso de productos complejos.

El robo-advisor que necesita el sector asegurador

Por último, queremos comentar que para que un robo-advisor sea útil para una compañía aseguradora debe hacer las siguientes tareas: capturar y almacenar datos; gestionar y analizar las pólizas; asesorar y optimizar;  y contratar, renovar y cancelar.