¿Qué aporta una tienda física a un negocio online?

Vender en una tienda física, un establecimiento tradicional, impulsa la notoriedad de una firma y ayuda a aumentar las ventas de una compañía. Muchas empresas que inician sus andaduras exclusivamente online encuentran en los espacios físicos los puntos clave para poder ofrecer sus productos más allá del mundo virtual.

 

Y es que a pesar del auge y de la relevancia que tiene el e-commerce en las ventas actuales de muchas compañías muchas empresas han visto como la tienda física continúa siendo un referente para la mayoría de sus clientes, que compran cada vez más por más canales pero que reclaman un enclave físico para ver o recoger tal o cual bien.

 

El desarrollo del crecimiento de un negocio requiere abarcar cuanto más mercado mejor, punto en el que entra el establecimiento físico en el que la firma da a conocer sus productos. Todo ello mejora la imagen de la compañía, uno de los primeros resultados para la pymes que dan el paso al local tradicional. No se le escapa a nadie que contar con un buen punto en una buena calle de una gran ciudad dará gran relevancia a la empresa y a su imagen.

 

Para que la empresa pueda sacar el máximo rendimiento a la inversión que supone alquilar o comprar un local, la organización deberá centrar parte de sus esfuerzos en una adecuada estrategia de marketing que logre casar los beneficios del e-commerce con la tienda tradicional.

 

En el diario Expansión explican que algunos consumidores siguen agradeciendo la posibilidad de poder conocer los productos en el ‘mundo real’ y de poder resolver sus dudas de una forma directa”. Y añaden que esto sirve “para potenciar las ventas cuando en la tienda online se pasa por una cuota baja o han llegado a su tope”.

 

Más información:

Paso de la Tienda Física a Tienda On-line

Por qué no se ponen de acuerdo la tienda física con la tienda 'online'

 

Profundiza en el entorno online gracias al máster de EAE en Márketing Digital y Comercio Electrónico.