Plan financiero: ejemplo real

Plan financiero

Como sabemos que uno de los puntos débiles de los emprendedores son las finanzas, hoy queremos mostrarte un ejemplo real de plan financiero.

El plan financiero de una empresa es una de las partes más importantes de cualquier plan de negocio, ya que en él se detalla toda la información económica y financiera, por lo que nos permite hacernos una idea de la viabilidad de la empresa que queremos crear. De hecho, de nada servirá que tengamos una gran idea de negocio, hagamos un estudio de mercado y estudiemos el marketing y la comunicación, si no somos capaces de traducirlo en unos interesantes números económicos.

 

La importancia del plan financiero

El plan financiero es esencial para el éxito de cualquier negocio. Por ejemplo, te servirá para saber las necesidades de financiación a corto y largo plazo. Además, conocerás la viabilidad económica y los posibles retornos y conversiones. También es útil para analizar el volumen mínimo de ventas necesario para empezar a ganar dinero. Por supuesto, te permitirá estudiar los factores que puedan afectar a tu empresa, ya sea negativa o positivamente.

Lo que necesitas para realizar un plan financiero

Para realizar el plan financiero deberás recopilar información. Por ejemplo, es importante que sepas el precio que va a tener cada producto o servicio y la estimación de venta de cada uno de ellos. También deberás saber lo que te va a costar producir los servicios o productos; los trabajadores que necesitarás y lo que te van a costar, y los gastos administrativos, generales e impuestos. Por supuesto, también deberás tener en cuenta los materiales, servicios o empresas en los que vas a invertir, si es el caso.

Lo que no debe faltar en tu plan financiero

Es importante que tengas en cuenta que el plan financiero tendrá más o menos variables dependiendo de la naturaleza del negocio. Eso sí, en todos ellos deberán estar presentes los siguientes cinco puntos: plan de inversiones, balance, presupuesto de caja, cuenta de pérdidas y ganancias provisional, y plan de tesorería.

En cuanto al plan de inversiones, deberás definir las inversiones necesarias para la puesta en marcha del negocio, además de las necesidades de tesorería, el stock de materiales, el pago a proveedores… Por su parte, el balance te permitirá analizar y conocer la situación financiera de tu empresa.  El presupuesto de caja es la suma de los diferentes presupuestos, el pronóstico de ventas, el plan de personal y el coste de ventas.

La cuenta de pérdidas y ganancias es esencial en tu plan financiero. Así, tendrás que hacer una previsión de los resultados futuros, incluyendo el volumen de ventas y otros ingresos y costes. Respecto al plan de tesorería, deberá reflejar las salidas y entradas de dinero en base a las operaciones que tienes pensado realizar durante un tiempo determinado.

En el siguiente enlace podrás descargar un ejemplo de plan financiero.

Ejemplo de un plan financiero

 

Si no quieres que las finanzas de tu nuevo negocio sigan siendo un auténtico quebradero de cabeza, lo mejor que puedes hacer es formarte. Cursar el Master online en Dirección Financiera y Control de Gestión puede resultarte de gran ayuda.

 

¿Te ha resultado útil?: 
Promedio: 1 (2 votos)
Buscador de noticias

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

Recibe nuestras publicaciones directamente en tu email cada 15 días.

EAE – OSTELEA Formación Online, S.L., tratará tus datos personales para gestionar la relación contigo y para remitirte, por cualquier medio, información y comunicaciones comerciales sobre nuestros productos y servicios similares a los solicitados. Los datos sólo se cederán a empresas de nuestro grupo si nos das tu consentimiento y nunca a empresas ajenas al mismo. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como a otros derechos, como se explica en nuestra política de privacidad.