Nuevas competencias de los directivos en empresas digitales

Ya nadie puede negar que vivimos en un mundo completamente digital y, como por mucho que quisiéramos no podríamos escapar de él, no nos queda otra que convivir con todo lo que esto implica. Y aunque muchos se han adaptado a la perfección, lo cierto es que los directivos españoles no se deciden a subirse del todo en las nuevas tecnologías de la información, la comunicación digital y las redes sociales. Lógicamente, existen diferencias entre las empresas nativas digitales y las que se han ido transformando con el paso del tiempo. Mientras las primeras son capaces de arrasar con todo lo que se cruce en su camino, las otras todavía no se han adaptado a las reglas del juego. Y para ello, es importante que sus directivos tengan claro qué competencias deben adquirir. Como habrás podido imaginar, hoy vamos a explicarte cuáles son.

 

Conocimiento de las herramientas digitales

 

En primer lugar, es importante que los directivos de las empresas digitales conozcan y dominen los conceptos, las plataformas y las herramientas de la economía digital, además de vivir las redes sociales. De hecho, es tremendamente útil que los líderes utilicen redes como Twitter con naturalidad. Eso sí, es necesario que lo hagan de forma transparente, tengan capacidad de negociación, habilidad para la retórica y para la presentación de argumentos, y creatividad.

 

Competencias estratégicas

Es muy importante que los directivos de las empresas digitales tengan claro que las nuevas tecnologías han creado nuevas oportunidades de desarrollo comercial, lo que ha supuesto un reto para la gestión del conocimiento, además de la necesidad de replantear el negocio, las relaciones y el comercio. Por eso, los directivos deben tener capacidad de análisis, de adaptación a entornos de incertidumbre, de establecer redes profesionales estables, visión de negocio y, por supuesto, deben tolerar el estrés.

Directivos emprendedores dentro de sus empresas

Más allá del conocimiento técnico que los directivos de empresas digitales deben adquirir, también es importante que estos tengan capacidad para crear e innovar dentro de sus empresas. Y la mejor forma de lograrlo es nada más y nada menos que ser humano y cercano. ¿Qué se puede conseguir con esta actitud? Pues lo cierto es que mucho, ya que serán los trabajadores y los clientes quienes proporcionen ideas para crear nuevos productos y servicios. Solo es cuestión de escuchar.

 

Tratar con el equipo

Además de escuchar a las personas de su entorno, el líder de la empresa digital debe ser capaz de convivir con nuevos actores y un ambiente de transparencia como es el actual. Por tanto, la comunicación entre el directivo y el resto de colaboradores es aún más importante que en las empresas tradicionales. En este sentido, los líderes deben ser capaces de formular y comunicar sus objetivos y de motivar a todo el equipo para el trabajo online. Por supuesto, sigue siendo imprescindible trabajar en la reducción de los conflictos entre los trabajadores y el jefe, y entre los mismos empleados.