Northweek, un ejemplo sobre cómo superar obstáculos

Hace unas semanas te hablamos de Hawkers, una exitosa marca de gafas de sol creada por cuatro jóvenes españoles. Pues bien, hoy queremos hablarte de una firma que tiene muchos nexos en común como ella: también es española, ha sido creado por chicos jóvenes, su producto estrella son las gafas de sol y, además, va viento en popa. Nos estamos refiriendo a Northweek, una empresa nacida en la costa barcelonesa en 2013 de la mano de dos emprendedores. Te contamos más sobre la firma y sobre todos los obstáculos que tuvieron que superar para llegar hasta aquí a continuación.

 

Importando productos de otros países

Héctor Rey y Álex Huertas todavía viven con sus padres, algo normal si tenemos en cuenta que tan solo tienen 21 y 22 años respectivamente. De hecho, aún siguen estudiando. Sin embargo, estos no han sido impedimentos para que pudieran crear una exitosa marca de gafas de sol.  Los dos jóvenes se conocieron en el instituto y muy pronto comenzaron a importar cosas de otros países para vendérselas a sus compañeros. Los accesorios para el móvil o las camisetas deportivas eran algunos de sus productos estrella. Sin embargo, a la larga este negocio se les quedó corto.

 

Un negocio sin explotar

Al cumplir los 18 años, estos jóvenes ya tenían claras sus intenciones. Así, tras realizar una investigación de mercado, cayeron en la cuenta de que en España todavía no se había extendido el negocio de personalizar las gafas de sol. Así, no se lo pensaron y, con una inversión de 6.000 euros, lanzaron Northweek en 2013. Sorprendentemente, cerraron 2014 con unas cifras impresionantes: más de 100.000 gafas vendidas en todo el planeta y una facturación de 2 millones de euros.

¿Qué ofrece Northweek?

Como la mayoría de negocios que triunfan en el mundo, el modelo de Northweek es sencillo: ofrecen gafas low cost (desde 29,99 euros), personalizables y con una amplia gama de colores a escoger (más de 100.000 combinaciones de colores) para patillas, lentes y frontales. Por supuesto, se trata de productos de calidad. Además, a un precio todavía más económico (desde 19,99 euros), la firma ofrece gafas prediseñadas de lo más actuales. Otra de sus grandes bazas es la rapidez de entrega: de 24 a 72 horas en España y de 5 días en países de Europa. Eso sí, los gastos de envío corren a cargo del cliente. Aunque las gafas se diseñan en España y se ensamblan en Barcelona, desde donde también se distribuyen, las piezas son compradas en otros países. Por otra parte, es importante tener en cuenta que, aunque cuentan con unos 500 puntos de venta, la mayor parte de su negocio se basa en la venta online.

 

Superando obstáculos

A pesar del rotundo éxito de Northweek, estos jóvenes barceloneses han tenido que superar algunos obstáculos: firmas similares que han aparecido a posteriori (afortunadamente para ellos, todavía no hay ninguna marca que ofrezca personalización de los diseños); limitación del mercado, que han afrontado ofreciendo otros productos (mochilas, gorras, monopatines…); el riesgo de que las gafas de colores pasen de moda; y la estacionalidad del producto, que han superado con su presencia en Australia y Sudamérica. Además, han sabido afrontar el problema que puede suponer tener un target con poco poder adquisitivo ofreciendo productos a precios ajustados.