Utilidades del Coaching sistémico

coaching sistemico
Índice

El coaching sistémico nace como alternativa a otros tipos de coaching, como el coaching empresarial, con el objetivo de facilitar la mejora de las experiencias vitales y la consecución de los objetivos, tanto en la vida personal como profesional de las personas. En el siguiente artículo te contamos en qué consiste el coaching sistémico y cuáles son sus utilidades.

 

Posgrado en Recursos Humanos
Descubre las técnicas más innovadoras en gestión y captación del talento

 

¿Qué es el coaching sistémico?

El coaching sistémico es el enfoque más eficaz para alinear a los individuos -a través de los equipos en los que trabajan- con la organización para la que trabajan. Tiene sus raíces en los principios del desarrollo organizativo, donde el individuo se ve en relación con los demás que le rodean, y en relación con el ecosistema organizativo o institucional más amplio al que pertenecen el individuo y los demás.

En un enfoque sistémico, lo ideal es entrenar tanto al individuo como al grupo al que pertenece, para que ambos estén alineados, y también alineados con el ecosistema. Fundamentalmente, el coaching sistémico trata de aportar una perspectiva más amplia al proceso, animando a las personas y a los equipos a considerar el ecosistema en el que están inmersos, al tiempo que desarrollan su propia autoconciencia.

El coaching sistémico considera al individuo, al equipo y a la empresa como sistemas interconectados:

  • La persona es un sistema compuesto por mente, sentimientos y cuerpo. La persona tiene valores, habilidades y expresa comportamientos para perseguir objetivos y gestionar las relaciones con los demás. Cada persona puede participar en múltiples sistemas (familias, grupos de interés, asociaciones, comunidades, etc.) sobre los que influye y que le influyen a su vez.
  • El equipo es una entidad formal caracterizada por individuos, habilidades, actitudes relacionales, normas y enfoques de trabajo; está encendido por un propósito y guiado por un líder que asegura su rendimiento.
  • La empresa es el conjunto de personas, organizaciones y cultura, tomadas como un todo, que contribuye a la consecución del resultado global y está conectada a un sistema más amplio que implica a diferentes partes interesadas: clientes, proveedores, socios, distribuidores, instituciones, etc.

Beneficios del coaching sistémico

El coaching sistémico ofrece numerosos beneficios tanto para las personas a nivel individual, como para los equipos formados por las mismas en una organización. A nivel personal, el coaching sistémico contribuye a mejorar la confianza de los empleados, el crecimiento profesional, la consecución de metas, retos y objetivos, así como el bienestar psicológico. Asimismo, a nivel organizacional, el coaching mejora la retención, el compromiso de los empleados, así como los ingresos.

Como indica su nombre, aplicar el coaching sistémico en una empresa permite abordar cuestiones como equipos disfuncionales, comportamientos difíciles, así como conflictos organizativos. Como ya hemos indicado, también tiene en cuenta la salud laboral y el bienestar para retener a los empleados y conseguir motivarlos.

Entre todos estos beneficios, podemos destacar los que siguen:

  • Identifica y revela rápidamente las raíces de los problemas subyacentes más difíciles.
  • Ilumina bloqueos que de otro modo serían invisibles, encuentra recursos ocultos y resolución.
  • Proporciona diagnósticos potentes para individuos, equipos y empresas a un ritmo refrescante.
  • Ayuda a las personas a encontrar su lugar, utilizando un enfoque único y poderoso.
  • Invita a una mayor confianza y reconocimiento, a la rendición de cuentas personal y a la responsabilidad.
  • Crea un enfoque para "ver el todo" y "reconocer lo que es", lo que crea una mayor confianza y seguridad para trabajar y resolver los problemas reales.

 

 

¿Por qué el coaching sistémico es útil para las empresas?

Muchos de los retos a los que se enfrentan las organizaciones hoy en día, requieren una solución sistemática para crear un cambio significativo. Un enfoque sistémico salva la brecha entre la experiencia individual y los objetivos de la organización. Se centra en todas las partes de una organización, y en las conexiones entre las partes, como un todo sistémico orgánico, incluyendo a las partes interesadas y a los clientes, así como el contexto más amplio con el que interactúa la organización. En el mundo actual, esto es más importante que nunca.

Sin dejar de tener en cuenta las necesidades del individuo, los líderes deben darse cuenta de que se ha convertido en algo crucial utilizar la analítica de su gente para interactuar con la organización en su totalidad, lo que les permite ver los verdaderos resultados y beneficios para todos los involucrados. Las evaluaciones sólidas y la práctica del coaching sistémico permitirán a las organizaciones medir el impacto del coaching y la alineación de toda la organización a través de la gestión del cambio.