Cómo gestionar los ERTES en una empresa

Gestionar ERTEs
Índice

El término ERTE hace referencia a un expediente de regulación de empleo temporal. Esta es una medida que una entidad adopta en un contexto concreto de su historia por una razón justificada que genera consecuencias en el trabajo. Este hecho plantea un cambio de circunstancia en la rutina profesional del trabajador. Por este motivo, la entidad debe informar a las personas que formen parte del ERTE para que tengan conocimiento de esta cuestión.

Situaciones que pueden derivar en un ERTE

No solo debe comunicarse esta medida, sino que es esencial hacer constar el motivo que conduce a este hecho. La naturaleza del asunto que produce este expediente puede ser de carácter económico, productivo o técnico. Este hecho también puede tener su origen en una fuerza mayor que genera este impacto. Conviene diferenciar este concepto de un ERE, es decir, un expediente de regulación de empleo. Ambos procesos tienen un alcance colectivo. Sin embargo, este último ejemplo hace referencia a una forma de despido.

El concepto ERTE tuvo una gran visibilidad en prensa durante el pasado año 2020, ya que esta medida fue aplicada en distintas empresas. Algunos negocios vivieron una situación de fuerza mayor cuando tuvieron que interrumpir su actividad o cerrar sus puertas.

Este expediente no significa el fin de la relación laboral sino que hace referencia a una suspensión temporal que puede aplicarse de manera general a toda la plantilla o, más en concreto, a una parte de la misma. Una fuerza mayor, como implica el propio concepto, hace referencia a un asunto que tiene esta magnitud.

 

Tipos y causas de los despidos

 

Cuál es el motivo del expediente de regulación temporal de empleo

La causa que motiva este cambio no solo debe ser comunicada a los trabajadores, sino que dicho motivo también debe presentarse ante el organismo competente en el momento de tramitar la solicitud.  El órgano al que conviene hacer llegar esta información es la autoridad laboral que gestiona este tipo de trámites administrativos.

Esta iniciativa debe comunicarse en la Comunidad Autónoma correspondiente. También es necesario presentar el proceso pertinente cuando el expediente está motivado por una razón diferente. Sin embargo, siempre es necesario fundamentar y razonar la cuestión que origina esta medida. Además de los motivos enumerados hasta el momento como posible causa de ERTE, conviene indicar que esta situación puede ser la consecuencia de cambios organizativos.

Resolución de los ertes en la empresa

Una vez que la entidad ha facilitado la documentación necesaria para informar sobre este hecho a la autoridad competente, debe esperar el plazo correspondiente para conocer la resolución de esta petición.

Por tanto, los ertes marcan un punto de inflexión en la empresa. Este tipo de expediente debe ponerse en conocimiento de las personas afectadas y, también, ante el organismo autorizado. Puede ocurrir que el responsable de un proyecto quiera contar con asesoramiento legal para gestionar estos trámites sin cometer ningún error durante este periodo. En ese caso, puedes plantear tu consulta a un equipo de abogados laboralistas, integrado por expertos que se han especializado en este campo.