Cómo tributan las donaciones

Cómo tributan las donaciones

A través de un proceso de donación, la propiedad de una persona pasa a otra siguiendo el curso legal de este trámite. Una de las decisiones que un ser humano puede tomar respecto a sus posesiones es qué ocurrirá con estos bienes cuando él ya no esté. La fórmula del testamento aclara esta información que adquiere valor tras el fallecimiento de quien ha expresado en este escrito cuál es su última voluntad. Pero a pesar de que esta es una de las opciones más frecuentes, no es la única propuesta posible.

 

Diferencias entre la donación y el testamento

Una alternativa que también puede ser tenida en cuenta es la donación. Pero existe una importante diferencia en la aplicación práctica de ambos conceptos. Mientras que los herederos de un patrimonio reciben aquello que han heredado de sus padres o de otros familiares tras hacerse efectivo lo indicado en el testamento, una donación puede materializarse durante el tiempo de vida. Por esta diferencia de matiz, también es muy importante que quien se encuentra en el momento de tomar esta decisión en su presente sobre aquello que quiere hacer al respecto, valore muy bien los pros y los contras de una donación.

Además, quien acude al notario para formalizar su decisión de redactar el testamento, tiene la posibilidad de modificarlo en el futuro, si en algún momento quiere hacer nuevos cambios en aquello que indicó anteriormente. Una donación, por el contrario, se hace efectiva en vida. Esto significa que aquel que dona debe tener la certeza de que desea dar este paso sabiendo que el hecho de ceder la posesión de algunos de sus bienes a otra persona no le va a suponer a él ningún tipo de dificultad económica a corto o largo plazo.

 

 

Cómo tributa una donación

Las donaciones más frecuentes son aquellas que se producen en el vínculo de padres e hijos. Además del significado práctico de este concepto también es importante estar informado sobre cómo tributa una acción de estas características. Lo más importante en una situación de este tipo es que busques el asesoramiento legal de un especialista que te explique todas las dudas que puedas tener a este respecto. Además, cada trámite también se contextualiza en el marco propio de una Comunidad Autónoma. Una situación así remite a la información expuesta en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. La decisión de donar en vida un bien a un tercero es un gesto que implica no solo al dueño de aquello que dona, sino también a quien va a ser el beneficiario de esta iniciativa que es fruto de una decisión libre.

Aquel sujeto que recibe un bien específico, es decir, aquel que en este contexto desempeña el rol de donatario, debe asumir la cantidad correspondiente al impuesto mencionado en el apartado anterior. Pero como hemos explicado, una donación no solo implica al donatario, sino también al protagonista principal de la misma. En ese caso, y desde su posición, debe hacerse cargo de la ganancia patrimonial en el marco del IRPF.

Aprende las mejores técnicas económicas con nuestro Master en Finanzas Barcelona.

 

Más información:

Easy Offer

Jubilación de futuro

Bolsamanía

Leopoldo Pons

PSN