Cómo se expresa la rentabilidad económica

Índice

El deseo de obtener rentabilidad económica es uno de los más importantes para una entidad que se sostiene en el tiempo a partir del cumplimiento de este principio. Por ejemplo, es muy importante que una empresa dé beneficios para poder avanzar en la dirección prevista siguiendo la expectativa de los objetivos realistas. Es esencial que una entidad conozca también cuál es su situación actual para tomar decisiones efectivas. Por ello, cada entidad debe saber la respuesta en torno a cuál es su nivel de rentabilidad.

 

¿Y cómo puede determinar este resultado?

Mediante la observación de cuál es el valor derivado de aquellos activos que forman parte de la entidad. Uno de los conceptos utilizados para describir esta rentabilidad es el ROI. Este término hace referencia al retorno de la inversión. De este modo, una entidad puede poner en vinculación ambos planos del negocio que adquieren un significado más concreto desde esta visión. ¿Cuál es el porcentaje de ganancia experimentado a partir de la iniciativa de la inversión? El cálculo de este dato ofrece una lectura de esta acción más allá del instante inicial de la decisión del inversor para saber qué ha ocurrido a partir de entonces en relación con este primer paso.

 

Cuál es el beneficio de la inversión

Al comprobar el beneficio que ha experimentado una entidad es posible poner en vinculación el nivel de los ingresos con los diferentes pagos para concretar cuál es la cifra final de la que dispone el negocio. Esta inversión no es fruto de la casualidad, sino de la deliberación previa que da forma a este plan de acción. Una preparación que es necesaria para elegir aquella estrategia que está alineada con el propósito de una rentabilidad objetiva. De acuerdo a esta previsión, el responsable de un negocio también puede poner en relación el resultado que finalmente ha tenido, con aquella expectativa previa que motivó esta decisión para identificar posibles aciertos y matices que pueden corregirse en el futuro.

 

 

Calcular la rentabilidad

Cuando existe un beneficio derivado de una posible inversión, entonces, también existe una recuperación de la cantidad que el sujeto destinó a este fin. Por el contrario, cuando sucede el ejemplo opuesto se produce una pérdida que puede ser mayor o menor en función de un porcentaje. Desde la perspectiva de la búsqueda de una ganancia que nace de una estrategia anterior, también es posible observar esa cantidad inicial como una inversión de aquel que identifica una oportunidad en esta experiencia. Este decir, este dinero inicial no es únicamente un gasto.

 

Ejemplo para expresar la rentabilidad en un porcentaje

¿Y cuál es la ecuación que una empresa puede tomar como orientación para concretar este cálculo siguiendo un esquema sencillo? Para realizar el porcentaje de la rentabilidad, conviene poner en relación el dato que identifica la ganancia generada por esta acción, dividido por el número que describe la inversión inicial, multiplicando el resultado de esta operación por el número cien. Esta fórmula puede servir como orientación práctica para definir cada situación desde la atención a cada elemento.

Infórmate sobre el plan de estudios del Curso de Dirección Financiera de EAE Programas.

 

Más información:

My Triple A

Ceupe

Andbank

Crece Negocios

Economía Simple