Cómo aplicar una evaluación de desempeño

Índice

 

El departamento de recursos humanos tiene distintas funciones en el ámbito de la empresa. Si la labor de la selección de personal es muy importante para elegir a los profesionales que formen parte de la plantilla, igualmente es fundamental realizar una óptima evaluación del desempeño laboral. Gracias a este seguimiento en el rendimiento es posible identificar algunos aspectos que están obstaculizando la productividad con el fin de implementar otras posibles mejoras. Es muy importante hacer un planteamiento positivo de esta labor que no solo puede impulsar a la organización, sino también el desarrollo profesional de cada uno.

 

Identificación de los aspectos a evaluar en cada puesto de empleo

Para que el resultado de esta prueba sea verdaderamente efectivo por la retroalimentación que aporta es especialmente importante que los responsables de recursos humanos concreten cuáles son los rasgos a evaluar para centrar la atención en esta cuestión.

 

Al iniciar la búsqueda de un candidato para un puesto es posible aplicar la perspectiva de los recursos humanos por competencias, por ello, en este escenario distinto pero relacionado, también es conveniente hacer un análisis detallado de las características y funciones del propio puesto. Para que esta evaluación se haga efectiva, es esencial que la identificación del contenido mismo de la evaluación sea clara y específica.

 

Existen distintas metodologías que pueden utilizarse en este campo de los recursos humanos. La autoevaluación es aquella que da protagonismo al propio profesional que es quien reflexiona sobre su propia realidad y desarrolla posibles vías de mejora. Es un punto de vista que conviene tener en cuenta, especialmente, para potenciar la introspección y el sentido crítico de los empleados. Para ello, es necesario describir esta prueba como una oportunidad de crecimiento.

 

 

Plan de acción

¿Cuál es el proceso que va a seguir la empresa para realizar esta tarea? Conviene planificar este procedimiento teniendo en cuenta el objetivo, la elección de los medios y la secuencia de pasos necesarios para medir las variables que centran este análisis del desempeño.

 

Las características de este procedimiento pueden concretarse en el contexto temporal no solo en relación con el cumplimiento de unos plazos de tiempo en este plan de acción, sino también con la deliberación en torno a la frecuencia misma con la que la entidad decide realizar esta práctica en el calendario. Un profesional puede ser observado de forma externa a través de sus acciones, palabras y comportamientos. Pero la autoevaluación también amplía esta presentación mediante la visión que el sujeto tiene de sí mismo y de su potencial.

 

Resultados de la evaluación del desempeño

El seguimiento de los distintos pasos de este procedimiento aporta una base para realizar la lectura de una evaluación que puede dar lugar a posibles cuestiones a mejorar, puntos positivos y cambios que no solo pueden trasladarse al propio trabajador, sino que la propia entidad puede tomar decisiones sobre cómo alimentar el rendimiento del equipo. Por eso, esta comunicación de los datos debe plantearse en un escenario de confianza y diálogo que también dé voz a los propios trabajadores de la entidad.

 

Mejora tus habilidades de dirección con nuestro Master Oficial Recursos Humanos.

 

 

Más información:

ÁreteActiva

Hrider

Factoria HR