Contrato de apoyo a emprendedores

El emprendimiento es una labor muy compleja protagonizada por aquellos profesionales que dan el salto al mercado desde este punto de vista con una idea de negocio. El emprendimiento influye en el entorno comercial y también en el ámbito laboral mediante la creación de nuevas oportunidades de trabajo que cubren las necesidades de la propia entidad. Se conoce como contrato de apoyo a emprendedores a aquella medida que mediante su fórmula busca fomentar la creación de puestos de empleo en las plantillas de trabajo que cumplen los requisitos inherentes a la convocatoria y se comprometen con los principios del acuerdo llevado a cabo.

 

Apoyo a la creación de empleo

Frente al efecto que los posibles cambios en la plantilla pueden producir, este tipo de contrato pretende ofrecer un apoyo a la contratación de talento a quienes cumplen los requisitos especificados para tal fin. La empresa asume una responsabilidad con la formalización de este tipo de contrato y debe cumplir unas características concretas para ser parte de esta medida.

Los emprendedores conviven con dificultades constantes en la gestión del negocio desde distintos puntos de vista. Pero, a su vez, el significado que el trabajo desarrollado por los equipos tiene en la sociedad es muy importante ya que buena parte del tejido comercial está integrado por proyectos de esta naturaleza en los distintos nichos de mercado. El asunto principal de este modelo de contrato es la mejora en el nivel de estabilidad en materia de empleo desde esta acción concreta en este escenario de actuación. Potenciando el acceso a nuevas oportunidades de empleo en personas jóvenes y en profesionales mayores de 45 años, grupos de población especialmente vulnerables ante el desempleo.

 

 

Empresas con menos de 50 empleados

¿Cuál es una de las características más importantes de aquellas empresas que podían recibir los beneficios de la ayuda planteada en este concepto cuando este plan era materia de actualidad? Todas las entidades interesadas en recibir esta bonificación tenían una características en común de manera general: entidades que estaban formadas por menos de cincuenta trabajadores en la plantilla. Sin embargo, conviene puntualizar que a pesar de que el impulso de esta idea forma parte del pasado reciente, su aplicación ya no es válida en la actualidad en lo que se refiere a la continuidad de esta medida. Sin embargo, lo expresado en este procedimiento sí es aplicable a los casos llevados a cabo durante el plazo de validez de esta regulación.

 

La eficacia de este contrato fue cuestionada

La aplicación de esta medida también estaba en relación con un contexto de situación social condicionado por la dificultad de una tasa de paro que ha cambiado en la actualidad. La iniciativa de esta fórmula tuvo su inicio temporal en el año 2012. La realización de este contrato tenía la característica de ser indefinido. Pese a la descripción del objetivo principal del contrato de apoyo a emprendedores, esta posibilidad fue cuestionada desde su etapa inicial.

Mejora tus habilidades de dirección con nuestro Master RRHH Barcelona.

 

Más información:

Pro Quo Abogados

Iberley

El Diario

Infoempleo