Marta Romo: “El cerebro de los directivos en España suele haber vivido tanto estrés que está fatigado”

Marta Romo (@martaromo) entrena cerebros. Licenciada en Pedagogía por la Universidad Complutense de Madrid, está formada, entre otros aspectos, en Neurociencia aplicada al Liderazgo y la Creatividad por la Universidad de Chicago. Ahora ha escrito ‘Entrena tu cerebro’ (Alienta, 2014), un libro con el objetivo de “tender puentes entre la ciencia y la vida real, haciendo sencillo aquello que por su complejidad puede quedarse sólo en el papel”.

 

¿Qué es el brain training?

Es un sistema de entrenamiento del cerebro muy sencillo, que se llama neurofeedback, que ha creado un instituto radicado en Canadá, de nombre Zengar. Es como un gimnasio del cerebro aunque no se tiene que hacer nada. Simplemente se mide la actividad eléctrica cerebral de cada uno con un electroencefalograma. Esa actividad eléctrica se recoge en un ordenador que cuenta con un software especializado (que nos dice, entre otras cosas, cómo están las ondas cerebrales) y mientras se interpreta esa información, cada vez que se detecta una inestabilidad, es decir, que hay alguna onda cerebral que está fuera de su sitio por exceso o por defecto, informamos al cerebro de esa situación, le damos feedback.

 

¿Y cómo se hace eso?

Es muy sencillo. Tú estás escuchando una música y cada vez que hay una inestabilidad la música emite una interrupción. Es un corte, como cuando uno escucha la radio y cambia de emisora. Es una sensación incómoda. Estos cortes en el cerebro se producen cuando hace una sinapsis que no es adecuada, o porque hay demasiada excitación o por demasiada inhibición. En el momento en el que el cerebro escucha/interpreta ese corte, cambia el recorrido eléctrico y busca hacer conexión con otra neurona. Es un toque de atención que le damos al cerebro. Es como un director de orquesta que va corrigiendo a sus músicos: ahora suenan mal los violines, pues los cambio; que luego es el clarinete, pues lo mismo.

 

¿Puedo entrenar mi cerebro para convertirme, por ejemplo, en un emprendedor?

Tú puedes venir con un objetivo concreto pero nosotros trabajamos con todo el cerebro. Es decir, si alguien quiere ser emprendedor, otro tiene insomnio y otro va con déficit de atención haremos un entrenamiento muy similar.

 

¿Por qué?

Porque lo que estamos buscando con esto es que el cerebro funcione de manera armónica, que esté equilibrado. Lo vamos a trabajar todo. No sólo las ondas cerebrales, que tienen que ver con el sueño o con la atención o la voluntad para emprender. El cerebro es un órgano que si se activa solo por una faceta puede tener problemas en otras. Hay que armonizar todo el cerebro de manera holística. Las personas que hacen este entrenamiento son gente que después tiene ganas de hacer cosas. Encontrarse bien, estar mentalmente despejado, tener frescura, te hace tener la fuerza de voluntad más desarrollada.

 

¿El cerebro de los directivos es diferente al del resto?

Cada cerebro es único, diferente y, por supuesto, irrepetible. En los casos que yo he tratado, sí es cierto que el cerebro de los directivos en España suele haber vivido tanto estrés que está fatigado. No pueden responder a las demandas de su entorno como lo hacían hace años. Han perdido mucha concentración, memoria, presencia (que es una capacidad muy importante de nuestro cerebro, ya que piensan en lo que tienen que hacer después o en lo que han hecho anteriormente pero no en lo que sucede en el presente). Esa esa una disfunción muy grande. El cerebro es un órgano de supervivencia pura y dura. El tiempo que maneja es el presente. Cuando los directivos llegan a mis manos van con una fatiga mental importante por exceso de estrés.

 

¿Qué técnicas podemos utilizar en el mundo de la empresa?

Una de ellas es el neurofeedback. También ahora están muy de moda las técnicas que fomentan la atención plena (mindfullness), que viene del mundo de la meditación. Se pone de moda porque funciona. Se trabaja con los pensamientos, con la atención, y se introduce en las organizaciones. Otra actividad que se ha empezado también a introducir tiene que ver con el deporte. Parece ser que el deporte está dirigido al mejor funcionamiento físico del cuerpo y sin embargo nuestro cerebro necesita movimiento para segregar la proteína BNF, que segrega nuevo tejido neuronal. Solo se segrega cuando hacemos ejercicio aeróbico. Cada vez más empresas introducen actividades deportivas en la jornada laboral o ofrecen complementos a sus empleados para que vayan al gimnasio. Y por último, para los cargos que trabajan con equipos de personas, desde directivos a mánagers, es fundamental que conozcan cómo funciona el cerebro. Todo lo que tenga que ver con estar informados, con formarse, con hacer cursos para que se conozca el funcionamiento cerebral, saber qué cosas motivan o desmotivan, son claves muy interesante para las organizaciones.

 

¿Qué consejos darías a los cerebros de los alumnos de EAE?

Todo lo que apuntan las últimas investigaciones sobre el cerebro indican que volvamos a los básicos. Es decir, cuidar el sueño, cuidar la alimentación, hacer deporte, jugar (es muy importante mandar el cerebro al patio de recreo), meditar o actividades contemplativas (donde poner el foco en la respiración) y tener momentos al día de no hacer nada (soñar despierto, no forzar al cerebro a pensar en nada concreto).

 

Si te ha parecido interesante esta entrevista, ¡Compártela! y si quieres saber más sobre nuestros programas y cursos infórmate aquí: www.eaeprogramas.es