Qué es el estudio del comportamiento del consumidor

No existe una ciencia exacta del éxito de un negocio, sin embargo, sí puede darse un conocimiento profundo en torno a la realidad de cada proyecto para crear las bases de su desarrollo desde el momento mismo de su lanzamiento y en las etapas posteriores. El cliente es uno de los grandes protagonistas del triunfo comercial puesto que con sus decisiones favorece la permanencia de ese punto de venta o produce el efecto contrario en su ausencia habitual.

En un momento tan tecnológico como el actual, el factor humano no solo está unido a los recursos de talento que componen la plantilla de trabajo, sino también al propio comportamiento del consumidor que desde su libertad constante toma las decisiones a partir de sus intereses.

Uno de los apartados de un plan de negocio es la identificación de cuáles son las características que describen al público objetivo interesado en el catálogo. Pero existe una forma de profundizar en este grupo de población: el análisis de cuál es el comportamiento del consumidor visualizado en las distintas perspectivas que forman parte de este rol. Desde las expectativas de la compra hasta la elección final de un artículo frente a otro, la profundización en este objeto de análisis conduce a la comprensión de las distintas variables que intervienen en este periodo.

Cuáles son las razones del consumidor

Este acercamiento a las motivaciones de compra es clarificador porque las personas se sitúan en un horizonte de decisión en el que, en muchos sectores, pueden elegir qué comprar y dónde contando con un amplio abanico de posibilidades. La determinación de la razón esencial final puede hacer que un negocio mejore sus acciones de marketing.

El sentido de una empresa comienza con la identificación de una carencia que puede solucionar por medio de la puesta en valor de los productos y servicios que componen su cartera de propuestas. A su vez, la decisión de compra también tiene su comienzo en una necesidad concreta que, como tal, forma parte del comportamiento del consumidor.

 

 

Marketing emocional

¿Y en qué medida puede una empresa implementar esta información sobre el comportamiento del consumidor de manera proactiva? Por ejemplo, el marketing olfativo expresa la influencia que tiene la percepción de un aroma en relación con el consumo. Las emociones también forman parte de la experiencia de compra de un cliente. Por ello, existen otros datos que también influyen en el estado de ánimo y en la motivación. Por ejemplo, un tipo de música que se escucha en el local comercial. Esta influencia de una sintonía también es la materia del audio branding como alimento de la imagen corporativa.

Neuromarketing

Las aportaciones del neuromarketing también aportan un escenario de comprensión relevante para la profundización en el entendimiento del comportamiento del consumidor por medio de la relación entre dos conceptos esenciales actualmente: el marketing y su vinculación con la neurociencia.

¿Quieres ser un profesional del comercio digital? Apúntate a nuestro Curso de Comercio Digital Online.

 

Más información:

Wikipedia

Dejavu

Germán Gorraiz

Cyberclick