Lucía Taboada: “Tu información personal es una moneda en Internet”

lucia taboada

Créditos de la imagen: J.J. Bas

 

¿Vives enganchado al móvil? Pues el libro “#Hiperconectados” puede interesarte.  Escrito por Lucía Taboada (Vigo, 1986), periodista que actualmente trabaja como redactora de la Cadena Ser, además de ser colaboradora de la revista masculina GQ, donde ofrece su visión femenina de las cosas, aborda el gran tema de la comunicación contemporánea, un universo de nuevas conexiones, relaciones, experiencias y posibilidades. Además, los textos van acompañados de ilustraciones de Ester Córcoles, una de las creadoras de “Las Rayadas”. Hoy hablamos con Taboada, que también es autora de “Dejar de amargarse para ImPerfectas”, sobre Internet y las nuevas tecnologías.

 

¿Considera que usted está hiperconectada?

Sí. Todos lo estamos y no hay marcha atrás. Pensad, por ejemplo, en la última vez que visteis la televisión sin acceder simultáneamente a otra pantalla (móvil, tablet u ordenador). O la última vez que la batería de tu teléfono te duró más de 24 horas. Si Gregorio Samsa se despertara en estos días después de un sueño intranquilo, se encontraría sobre su cama sin Internet. La era de la hiperconexión ya está aquí y hay que saber aprovecharla. Es el uso que das a esas tecnologías lo que determinará tu experiencia hiperconectada.

 

- ¿Cuál es su red social preferida y por qué?

Continúa siendo Twitter. Cuando se creó esta red social la proyectaron como un canal de información personal, como Facebook, pero con la particularidad de que los mensajes tenían una duración determinada. Fue un pequeño terremoto en San Francisco lo que cambió su rumbo. La gente comenzó a tuitear dónde estaba, qué había sentido, y de ese modo Twitter se convirtió en un medio de información, sin que sus creadores lo hubiesen proyectado así. Actualmente sigue siendo el medio de comunicación más directo y más bidireccional que existe.

 

- ¿A qué redes sociales les ve más futuro y cuáles tienen los días contados?

Nos gusta Internet y nos gustan las redes sociales, porque salimos nosotros. Así que triunfarán las redes sociales en las que seamos capaces de contar algo propio y de hacerlo con nuevas formas de expresión. Por ejemplo, Instagram Stories. Y como nuestra capacidad de atención en la red disminuye también triunfarán redes eminentemente visuales.

 

- ¿Cuál es el lado bueno de las nuevas tecnologías?

Tenemos más acceso a conocimiento del que hemos tenido nunca. Puedes utilizar Internet para trolear a una persona en Twitter que no conoces, para ver un vídeo de dos mapaches robando comida (que hay que hacerlo de vez en cuando, ojo); pero también puedes utilizarlo para cambiar el mundo.

 

- ¿Y el lado malo?

Nos vuelve distraídos, porque nuestra atención está fragmentada y dividida en muchos estímulos, la pérdida de la noción de la privacidad y el anonimato que ampara la edad de oro del troll.

 

- ¿Cuál es la clave para sobrevivir en un mundo 2.0?

Saber disociarlo del mundo real o usarlo. Que tu identidad digital, muchas veces ficticia, no se coma a la real. O mejor aún, que tu identidad digital y la real sean consecuentes.

 

- ¿Cree que nuestra privacidad es uno de los grandes problemas de este mundo hiperconectado? ¿Cómo se debería abordar?

Por supuesto. Tu información personal es una moneda en Internet. Con ella comercian marcas, gobiernos y las propias redes sociales admiten haberla usado para experimentos sociales, como la web OKCupid. En la era post Snowden, en la que ya empezamos a ser conscientes de la nebulosa de nuestra privacidad, la clave es cómo crear un equilibrio entre seguridad, libertad e intimidad. Cómo la pueden crear los gobiernos, y cómo debemos crearla nosotros.

 

- ¿Cree que el fenómeno youtuber es una moda pasajera?

No. YouTube está cambiando, ha cambiado la forma de consumo para muchísimos jóvenes. Porque les ha dado una nueva forma de consumir productos a la carta, personal y en la que pueden interactuar directamente con el emisor. Algo que la televisión no ha conseguido.

 

- Algunos creen que Internet y las nuevas tecnologías nos vuelven idiotas. ¿Qué piensa de esta afirmación?

Que es falsa. No son las nuevas tecnologías las que te vuelven idiotas, es el uso que haces de ellas. Es lo mismo que tener en la librería de tu casa a Cervantes y elegir o no leerlo. No comparto en absoluto la demonización de las nuevas tecnologías. Hace poco se hizo viral una foto de unos niños mirando su móvil en un museo y, ¿alguien sabe si esos niños estaban buscando información de los cuadros, mandándole un mensaje a su madre, comunicándose, informándose?

 

- ¿Qué consejo le daría a los estudiantes de EAE Business School a la hora de utilizar Internet y las redes sociales?

El mismo que les daría en la vida real: utiliza el sentido común. No exhibas más de la cuenta, cuida tu privacidad. Y aprovecha todas las posibilidades que te ofrece Internet donde tú eres tu propia marca. Si la vendes correctamente y tienes algo nuevo que contar, triunfarás.