Los secretos del crecimiento de Intel

Según informaba el diario Expansión el pasado mes de enero, en su artículo“Intel prevé un crecimiento ‘moderado’ del mercado de tecnología en España en 2016”, la compañía espera crecer un 5% a nivel global gracias al llamado Internet de las Cosas y a sus negocios de empresas. Y es que Intel sigue siendo la compañía de microprocesadores más importante del planeta.  ¿Cómo han conseguido mantenerse líderes durante tanto tiempo? Intentamos contestar a esta pregunta a continuación, no sin antes hacer un breve repaso por la historia de la compañía.

 

Historia de Intel

Antes de explicarte los secretos del crecimiento de Intel queremos hablarte sobre la historia de la compañía, que comenzó a gestarse en septiembre de 1957, cuando ocho trabajadores de Shockley Transistor abandonaron sus puestos de trabajo y fundaron Fair Semiconductor. Robert Noyce, uno de estos jóvenes, se convirtió en el líder natural de la empresa, aunque en 1968 la abandonó junto a otros dos compañeros, Andrew Grove y Gordon Moore, para fundar Intel. Fue en 1969 cuando crearon su primer producto: el chip de memoria SRAM. Ya en los 70 la compañía disfrutó de sus primeros éxitos gracias a DRAM, un chip de memoria, y a las calculadoras de escritorio, que en esa década vivieron su expansión. Entonces, la empresa japonesa se asoció con Intel y juntos crearon Intel 4004, el primer microprocesador de la historia. Al darse cuenta del potencial de este producto la compañía comenzó a crear otros microprocesadores, rechazando entrar en el mercado del momento de aquella época: el de los ordenadores. Desde entonces, la compañía no ha parado de crecer, a pesar de que también ha pasado por malos tiempos.

 

Igualitarismo

Según cuentan muchos analistas, una de las principales claves del éxito de Intel fue el igualitarismo que se vivía en la empresa, donde no había despachos, por lo que se facilitaban las comunicaciones. Además, los directivos decidieron suprimir todo lo que estuviera relacionado con la palabra “ejecutivo”, como los comedores, los viajes, las plazas de aparcamiento... Como ves, fueron pioneros en lo que hoy en día se conoce como empresas friendly.

 

Marketing

Más allá del igualitarismo, el éxito de Intel fue descubrir que estaba perdiendo terreno frente a otros competidores que estaban comenzando a crear sus propios chips. En ese momento, la compañía lanzó una gran campaña de marketing que tenía como principal objetivo otorgar personalidad y un nombre visible a su producto estrella: Intel Inside. Por supuesto, también han influido las diferentes campañas publicitarias que ha lanzado a lo largo de su historia. Y es que ya sabemos la importancia que tiene el marketing en el éxito de una empresa.

 

Alianzas

Por supuesto, también hay que tener en cuenta que Intel acertó al aliarse con los fabricantes de ordenadores. Una de las claves de este éxito fue ofrecer ofertas de negocio a aquellos que ayudaran a promocionar sus productos incluyendo el logo de Intel en los ordenadores y portátiles.

 

 

Más información:

Intel prevé un crecimiento ‘moderado’ del mercado de tecnología en España en 2016