Los retos de la mujer emprendedora

Aunque la presencia femenina se va incorporando poco a poco a los puestos directivos de las principales compañías (Marissa Mayer, presidenta ejecutiva de Yahoo!), instituciones (Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional) y gobiernos (Angela Merkel, canciller de Alemania) a nivel mundial, lo cierto es que en el día a día la realidad sigue siendo tozuda en relación a la igualdad entre hombres y mujeres en el terreno profesional.

 

Los datos así lo avalan. El 60% de los estudiantes que salen de las universidades españolas son mujeres. Sin embargo, ellas tienen que trabajar 84 días más al año para ganar lo mismo que un hombre, una brecha salarial que aumenta con la formación. En Europa sucede otro tanto. Las mujeres europeas cobran un 16% menos que los hombres, según Bruselas.

 

“La conciliación entre la vida familiar y laboral y el acceso a financiación son algunas de las cuestiones en las cuales las mujeres emprendedoras se sienten menos apoyadas. La motivación que se requiere para emprender siendo mujer es todavía mayor”, apunta el portal Catalunya emprèn de la Generalitat de Catalunya.

 

El principal reto para la mujer emprendedora reside en el hogar. Emprender significa estar dedicada en cuerpo y alma a una idea. Si se tiene una familia, el problema es reorganizarse. Los datos señalan que el 70% de las tareas del hogar las siguen asumiendo mayoritariamente ellas y ellos dedican una media de 8 horas semanales a estos aspectos, según el informe Cómo ser emprendedora y no morir en el intento llevado a cabo por la Administración catalana junto con la Unión Europea.

 

Otra de las metas que debe sortear la mujer emprendedora reside en que la crisis la ha condenado a los sectores menos productivos. El sector servicios (comercio, hostelería o administración pública) concentra la mayor parte de los empleos femeninos, aunque las mujeres también se encuentran "segregadas" a los sectores dedicados al cuidado del hogar y de personas (educación, actividades sanitarias y servicios sociales), según un informe de la Fundación Primero de Mayo.

 

Por otro lado, los cargos directivos que son mujeres en la empresa española suponen un 22% del total en 2014, según el estudio Women in Business de la auditora Grant Thornton. En 2004, cuando empezó a analizarse este porcentaje, suponían únicamente un 14%. Sin embargo, este informe señala que  un tercio de las empresas españolas medianas y grandes no cuenta con ninguna mujer en su directiva. El documento también revela que “la flexibilidad laboral, principalmente la jornada reducida, está muy extendida entre madres trabajadoras, pero puede dificultar el acceso de la mujer a la dirección”, lo que supone, de nuevo, todo un reto para el desarrollo profesional femenino. 

 

Más información:

Estudio Grant Thornton: Women in Business 2014

Una mujer tiene que trabajar 84 días más al año para ganar lo mismo que un hombre, según UGT

Las mujeres ganan 5.744 euros menos al año que los hombres por trabajos iguales

Las mujeres ganan menos que los hombres de por vida y la brecha salarial aumenta con la formación

Las mujeres europeas cobran un 16% menos que los hombres, según un informe de Bruselas

La crisis condena a las mujeres a sectores menos productivos y bajos salarios