Las claves del éxito de Apple

Cuando Steve Jobs falleció, muchas voces aseguraron que Apple perdería su capacidad para seguir innovando. Han pasado 4 años desde entonces y la compañía sigue acumulando éxitos. Lógicamente, esto no es casualidad, sino que responde a una serie de directrices que han marcado el desarrollo de esta empresa desde sus inicios. Para que puedas entender mejor el puesto que ocupa Apple en la sociedad actual, a continuación te hablamos de las claves de su éxito.

 

Innovación

Según un estudio elaborado por “The Telegraph”, Apple es hoy en día la marca más valiosa del planeta. Su valor alcanza los 117.000 millones de dólares, superando así a Google, IBM, Microsoft, Coca-Cola o McDonald’s, entre otras importantes empresas. Sin duda, una de las claves de este abrumador éxito es que la compañía es una de las más innovadoras del mercado.

 

Pensando en las necesidades del cliente

Pero la innovación no les serviría de mucho si no fuera porque siempre tienen presentes las necesidades de los usuarios. Así, tras observarlos y analizar sus frustraciones, intentan ofrecer una experiencia de uso lo más satisfactoria posible. Por ejemplo, en su momento fueron de los primeros en eliminar el teclado de los teléfonos móviles.  El objetivo es que el usuario sienta que tiene en sus manos un producto exclusivo al alcance de muy pocos.

Diseño

Por supuesto, Apple no sería lo que es hoy en día si Steve Jobs y su equipo no hubieran sido unos obsesos del diseño. De hecho, según John Scuelley, que había sido director ejecutivo de la compañía, los diseñadores de la empresa son los trabajadores más importantes, incluso por delante de los programadores y los jefes. Sin embargo, el diseño de sus productos siempre está caracterizado por la sencillez y la simplicidad, que en realidad es lo más complicado de lograr.

 

Pocos productos

También es importante tener en cuenta que la compañía siempre ha centrado sus esfuerzos en ofrecer calidad y no cantidad. Lo que queremos decir con esto es que realmente tienen pocos productos en el mercado, aunque están concienzudamente pulidos.

 

Control absoluto

Otra de las claves del éxito de la compañía creada por Steve Jobs es que controla todos los aspectos de la marca, incluyendo el software, que no llega de terceros. Teniendo el control del producto y de todo lo que éste conlleva (también nos referimos a la forma a la que llega al consumidor), pueden asegurarse de que siempre se cumplirán los estándares de calidad de Apple. Por supuesto, la marca también se implica completamente en sus campañas publicitarias.

 

Las Apple Stores y el servicio al cliente

Como no podía ser de otra manera, también tenemos que hablar de las Apple Stores, que se han convertido en un punto de encuentro entre la marca y el usuario. Lo mejor es que en las tiendas de la compañía siempre podrás encontrar profesionales altamente cualificados. Mención aparte merece el servicio de atención al cliente, muy apreciado por los usuarios.