La nueva economía del big data revoluciona el mundo de los negocios

Cuando se habla de big data el aluvión de datos es inmenso y la idea que prevalece es la siguiente: el mundo de los negocios experimenta una revolución con los datos masivos. Servidores, la nube, dispositivos móviles, cables de fibra óptica… Todos ellos son sectores en clara expansión. Según las cifras de la Unión Europea (UE), cada minuto se genera información para llenar el equivalente a 360.000 DVD’s.

 

La consultora IDC estima que en 2013, a nivel global, operaban 35 millones de servidores con un coste de mantenimiento de 200.000 millones de euros. La misma consultora calcula que en 2017 se invertirán 107.000 millones de euros en el sector de la nube frente a los 47.000 de 2013. Precisamente en ese año, 2013, el 20% del contenido digital estaba en el cloud y las proyecciones de los expertos auguran que en los próximos seis años esa cifra alcanzará casi el 40%.

 

Ante estas perspectivas, uno de los retos a los que se enfrenta esta industria, quizá la más potente del siglo XXI, es la velocidad a la que se generan los datos, por un lado, y la capacidad de convertir dichos datos desestructurados en información susceptible de poder ser aplicada al negocio, a la sociedad o a la sanidad, por citar tres ejemplos.

 

¿En qué beneficia la adecuada gestión del big data a una economía? La OCDE señala que, según estudio de la consultora MGI, los costes de los 23 mayores Gobiernos del mundo se reducirían entre un 15% y un 20% si se implementaran al 100% los sistemas de big data. También les permitiría acelerar anualmente medio punto su productividad en la siguiente década y generar el equivalente al 1% del PIB de la UE, esto es, entre los 150.000 y los 300.000 millones de euros.

 

En la revolución que supone el big data en el mundo de los negocios también cabe señalar un dato que apunta el diario El País. “Los cables de fibra óptica que interconectan los continentes y permiten el funcionamiento de Internet son la otra pata de la economía global de datos. El sector ha crecido de forma explosiva: de 2009 a 2014 los datos transmitidos por estas redes se multiplicaron por cuatro, según la consultora Telegeography”.

 

Más información:

La Unión Europea abraza el ‘Big Data’

‘Big data’ a la velocidad de la luz