La lección de YO, la app más estúpida del mundo

YO es una app que únicamente envía a otro usuario la palabra YO. La idea ha recibido 1,2 millones de dólares de financiación y se ha colocado entre las cinco aplicaciones más descargadas en Estados Unidos en la App Store de Apple. Actualmente cuenta con unos 800.000 usuarios y los números siguen creciendo.

 

Moshe Hogeg es el cerebro detrás de YO. Quería una app con la que comunicarse con su esposa, amigos o compañeros de trabajo pero únicamente para que estos supieran que les necesitaba para tal o cual cosa. La idea era evitar lo que suele suceder cuando se envía un email o un WhatsApp: que la conversación se alargue más de la cuenta.

 

Así que Hogeg le encargó a uno de sus ingenieros con más talento que desarrollara una aplicación que, a todas luces, parecía una auténtica estupidez. Después de un tira y afloja entre empleador y empleado, se llevó a cabo la app, cuyos trabajos duraron… 8 horas.

 

YO es tan sencilla y aparentemente estúpida que Apple se negó en un primer momento a colocarla en Apple Store. Pero un renombrado bloguero estadounidense se reunió con Hogeg y éste le preguntó qué le parecía la aplicación. “Estúpida” y “adictiva” fueron sus valoraciones. A partir de ahí, y de ponerlo en la página de Facebook del prescriptor norteamericano, YO se convirtió en un fenómeno viral.

 

Uno de los amigos del bloguero estadounidense puso un link de YO en Product Hunt, un Reddit de apps, y en horas Hogeg tenía a las principales firmas de venture capital llamando a su puerta. Hogeg y el ingeniero, Or Arbel, decidieron comprobar cómo utilizaban los usuarios su aplicación, un proyecto paralelo sin más pretensión y se dieron cuenta de que su uso era altísimo, con lo que se lo mostraron a todos aquellos que querían financiarles. Hoy se han enviado más de 6 millones de YO en el mundo. Y el fenómeno sigue creciendo.

 

 

Más información:

What Entrepreneurs Should Learn From The Wildly Successful App 'Yo'

Yo, One-Word Messaging App, Is Valued at Up to $10 Million

Six unbelievable quotes about Yo, the stupid app that raised $1.2M