La historia del crecimiento de Ticketbis

Triunfar en el mundo de los negocios es posible, y si no que se lo pregunten a los jóvenes españoles que han sido capaces de sacar adelante empresas como Hawkers, Uppaplication o Ticketbis. Hoy queremos detenernos en esta última start up, que fue fundada en 2009 por dos emprendedores capaces de superar todas las trabas que se presentaron en su camino.

 

¿Qué es Ticketbis?

Para los pocos que aún no conozcan Ticketbis, se trata de una empresa dedicada a la compra y venta de entradas para todo tipo de espectáculos. El funcionamiento de la plataforma es muy sencillo: si un usuario quiere vender cualquier entrada debe registrarse en la web y publicar su oferta fijando el precio que quiera. Si otro usuario está interesado, solo tiene comprarla. Ticketbis actúa como intermediario, garantizando que todo el proceso sea seguro.  En la actualidad, la compañía opera en más de 40 países y tiene 350 trabajadores repartidos en 15 oficinas situadas en distintos lugares del mundo. Eso sí, llegar hasta aquí no fue fácil para Ander Micehelna y Jon Uriarte, los fundadores del negocio.

 

Trabajando en una importante compañía inglesa

Como muchos otros jóvenes de nuestro país, Ander Michelena y Jon Uriarte se marcharon a Londres para trabajar. En concreto, estos dos bilbaínos formaban parte de Morgan Stanley, una prestigiosa empresa de banca de inversión. Sin embargo, tras varios años en la compañía, tenían claro que querían montar su propio negocio. Con una idea bastante clara de lo que pretendían hacer, decidieron volver a su ciudad natal y ponerse manos a la obra.

 

Los orígenes de Ticketbis

Pero, ¿de dónde surgió la idea de crear una empresa de compra y venta de entradas? Pues, al parecer, Ander era muy aficionado al fútbol, y más concretamente al Athletic Club de Bilbao. De hecho, es socio del club desde hace muchos años, aunque en muchas ocasiones no podía disfrutar de la entrada que le correspondía, por lo que su asiento quedaba desaprovechado. Con su nuevo negocio querían, entre otras cosas, acabar con esta problemática. Eso sí, estos dos emprendedores ya habían estudiado diferentes modelos de negocio, por lo que ya se habían dado cuenta de que el modelo de compra y venta de entradas estaba dando muy buenos resultados en muchos países, pero todavía estaba sin explotar en España.

 

 

Los inicios de Ticketbis

Como la mayoría de empresas, Ticketbis comenzó de forma muy modesta. De hecho, comenzaron en casa de los padres de Jon y su inversión inicial fue de 400.000 euros, participando sus amigos y familiares. Sin embargo, gracias a su trabajo constante, en su primer año de vida lograron un millón de euros de facturación, lo que les permitió asociarse con importantes inversores. Afortunadamente para estos jóvenes, el crecimiento fue aún mayor durante los años posteriores, llegando a facturar 30 millones de euros en 2013 y 54 millones en 2014. Al parecer, estas cifras podrían superarse con creces en 2015.

 

Enlace de interés: Las start up en España: crecimiento espectacular y falta de ambición y financiación