La empresa española aumenta su tamaño con el sector exterior tras la crisis

En el informe mensual de junio de La Caixa acerca de la evolución de las empresas españolas se destaca, en un primer momento, que “la productividad de las empresas grandes es mayor que la de las pequeñas”. Los datos así lo confirman. El valor añadido bruto por trabajador en aquellas empresas que cuentan con más de 250 trabajadores es, según los datos proporcionados por la entidad financiera, un 65% superior al de las empresas de menos de 50 trabajadores. El documento pone de relieve que “aquellos países con una mayor proporción de su fuerza laboral en grandes empresas suelen tener niveles de productividad más elevados”.

 

Las cifras que proporciona el análisis de La Caixa se remiten a los últimas publicados por la OCDE en 2010, que son también las últimas comparables entre países. En ellas se puede comprobar que la proporción de empresas de más de 250 trabajadores en España es “sensiblemente inferior” a la de los principales países desarrollados. En Estados Unidos representan el 0,32% del total; en Alemania, el 0,47%; y en España “solo” el 0,12%.

 

La Caixa señala al respecto de estos datos que “las diferencias pueden parecer pe­­queñas, pero las implicaciones no son menores”. El informe apunta que en España las empresas de más de 250 trabajadores empleaban “solo” al 24,5% de los ocupados, cifras que en Estados Unidos (49,8%) y Alemania (37,0%) son mucho más elevadas.

 

Este patrón, indica el análisis, está cambiando en España. Tras la recesión vivida y el tímido repunte que se vive en la actualidad se puede concluir que las grandes empresas españolas, aunque también afectadas por las vicisitudes de la crisis, han sido capaces de “sortear mejor el temporal”. “El porcentaje de empresas de más de 250 trabajadores se mantuvo relativamente estable hasta el año 2007, pero a partir de entonces inició una clara tendencia al­­cista”, indica el informe, que señala que “la destrucción de em­­pleo también se concentró en las em­­presas de menor tamaño”.

 

La Caixa apunta al “buen momento del sector exterior” como una de las principales causas de la mejor evolución de las empresas de mayor tamaño. “Según datos de la fundación SEPI, en la industria manufacturera, en 2011, el 92,5% de las empresas de más de 200 trabajadores exportaban sus productos, mientras que solo lo hacían el 61,1% de las de menos de 200 trabajadores”, se señala desde la entidad financiera.

 

El informe también observa que las empresas medianas también se están aprovechando de este “fuerte impulso en el sector exterior”. “Aunque todavía no se dispone de datos para poder corroborarlo de forma fehaciente, se observa que en las industrias en las que la proporción de empresas medianas ha crecido más, también lo han hecho las exportaciones durante los últimos años. Una tendencia alentadora para que España amplíe su base empresarial más productiva”, concluye La Caixa.

 

Más información:

Informe La Caixa:  La empresa española se hace grande