La creatividad pasa a ser una de las habilidades directivas más demandadas

creatividad

En los últimos años se ha hablado mucho de la creatividad y la innovación empresarial, dos términos que son esenciales para alcanzar el éxito y lograr que una compañía pueda sobrevivir en un mercado más competitivo, ya que permitirá que se adelante a la competencia y diferenciarse de ella.  Por eso, la creatividad es hoy en día una de las habilidades directivas más demandadas. El problema es que las personas vamos perdiendo la capacidad de crear e inventar con la que nacemos. Normalmente solo se potencia en la niñez. Por eso, es importante seguir trabajándola.

Un 10% más de ingresos

Según un estudio sobre la creatividad en el management, elaborado por la compañía Forrester Consulting en 2014, que recoge Innovaspain.com, las empresas que fomentaron la creatividad obtuvieron en 2014, al menos, un 10% de ingresos más que en 2013. Tal y como indica el mismo estudio, tan solo el 20% de las empresas donde no se fomentó esta habilidad obtuvieron resultados parecidos.

Un buen lugar para trabajar

Otro dato del estudio a tener en cuenta es que el 69% de las compañías creativas reconocieron haber ganado premios por ofrecer mejores lugares de trabajo. Por tanto, podemos decir que este tipo de empresas logran un ambiente laboral muy positivo para sus trabajadores que, a su vez, genera un entorno ideal para desarrollar la creatividad. Además, es importante tener en cuenta que este tipo de empresas son más propensas a ocupar posiciones de liderazgo en el mercado.

En un futuro no muy lejano

Más allá de estudios y datos, lo que parece estar claro es que en un futuro muy próximo los que lo tendrán más fácil a la hora de alcanzar el éxito serán aquellos profesionales capaces de adelantarse, imaginar, crear, emprender e interpretar un contexto profesional que está en constante cambio. Y es que durante los próximos años todas las empresas tendrán que readaptarse y ser más flexibles. Por eso, se hace imprescindible contar con directivos creativos.

El proceso creativo se puede desarrollar

Aunque algunos expertos aseguran que la creatividad es una capacidad innata, otros están convencidos de que el proceso creativo se puede desarrollar. Para ello, es esencial la autoestima. De esta manera, los directivos/as pensarán que sus ideas valen la pena y que serán tomadas en cuenta. Por otra parte, los gerentes creativos no deben tener miedo de equivocarse. De hecho, deben ver el error como una forma de aprendizaje. Además, es esencial que los dirigentes no se queden siempre con la primera idea que se les venga a la cabeza, sino que deben poner varias propuestas sobre la mesa. Por supuesto, no hay que dejarse llevar por una norma o sistema establecido. Para estimular la creatividad también es importante desarrollar el pensamiento crítico, tener una actitud positiva, estimular la búsqueda del bien común y el trabajo en equipo, ser flexible, desarrollar al máximo la intuición y buscar la distinción y lo extraordinario.