Guerra abierta entre los editores de libros y Amazon

El gigante Amazon y las grandes editoriales de Estados Unidos y de diferentes países europeos, como Alemania y Francia, están en guerra. La posición de dominio de la compañía de Jeff Bezos es aplastante: copa el 70% del mercado del ‘e-book’ y el 50% del libro (papel o electrónico) que se vende a través de la red en Estados Unidos. Los expertos consideran que esta batalla definirá el futuro del negocio del libro en los próximos años: definirá la manera en la que los compremos y leamos.

 

¿Qué ha sucedido? Amazon lleva meses librando un duro pulso con la filial estadounidense de la francesa Hachette, principalmente, así como con otras editoriales en Europa. Aunque no existe ninguna versión oficial, al parecer la compañía de Bezos quería poder aumentar el margen de beneficio de los libros que vendía de Hachette. Ante la negativa de la delegación de la editorial francesa, Amazon mantiene desde hace meses al mínimo las existencias de libros de la francesa, hecho que provoca retrasos en las entregas. Asimismo, también rechaza toda petición de preventa de las novedades de la editorial.

 

El conflicto entre las cinco grandes de Estados Unidos -Hachette, HarperCollins, Pearson, Simon & Schuster y Macmillan- viene de lejos y hace algunos años, coincidiendo con la salida de iBooks, éstas decidieron firman con Apple para no estar al albur de Amazon.

 

En Alemania el conflicto se ha centrado en el editor escandinavo Bonnier y ha provocado las furibundas críticas de la asociación de libreros del país, que ha reclamado la intervención del Gobierno de Angela Merkel.

 

En Francia, desde el ministerio de Cultura se han calificado de “inaceptables” las prácticas de Bezos y se ha criticado el “chantaje a los editores” que realiza Bezos. “Es una amenaza para los editores y también para los lectores y los autores, que son tomados como rehenes", ha asegurado la ministra francesa de Cultura, Aurélie Filippetti.

 

Más información:

La agresiva estrategia de Amazon

Los escritores entran en la guerra de Amazon con Hachette

Combate por el futuro del libro