Gregorio Doval: “A los emprendedores españoles les aconsejaría audacia y determinación y que se olviden de las malas circunstancias”

Escritor, guionista, periodista y sociólogo, Gregorio Doval ha publicado diversos libros sobre liderazgo y management así como antologías de frases famosas. En ‘El pequeño libro de las grandes citas. 1.750 frases motivadoras para emprendedores de la propia vida’ aúna emprendeduría y la sabiduría que se desprende de algunas de las frases lapidarias de grandes empresarios y personas conocidas.

 

¿Qué tres frases le recomendarías a un estudiante de una escuela de negocios que empieza su carrera profesional?

Vaya por delante que siempre es difícil elegir unas frases concretas que se adecúen bien a todos e, incluso, al momento y las circunstancias concretas de cada cual. Pero, teniendo en cuenta ello, yo creo que los siguientes son buenos consejos para estudiantes de escuela de negocios EAE:

 

- Si tus aspiraciones no son mayores que tus recursos, no eres un emprendedor. (C. K. Prahalad (1943-2010), profesor de empresariales estadounidense.)

- La pregunta no es quién va a dejarme; la pregunta es quién va a pararme. (Ayn Rand (1905-1982), escritora estadounidense de origen ruso.)

- Aquellos que dicen que algo no puede hacerse, suelen ser interrumpidos por otros que lo están haciendo. (Joel Arthur Barker, especialista en motivación laboral estadounidense.)

- Tanto si crees que puedes, como si crees que no puedes, estás en lo cierto. (Henry Ford (1863-1947), industrial estadounidense.)

- Donde hay una empresa de éxito, alguien tomó alguna vez una decisión valiente. (Peter Drucker (1909-2005), experto en management estadounidense de origen austriaco.)

 

¿Qué tres frases le recomendarías a un directivo que lleva muchos años dirigiendo una empresa?

Entre los miles de buenos consejos que se podrían dar a cualquier directivo, prefiero quedarme con tres muy sencillos que, a veces, por obvios, todos solemos olvidar:

 

- Si se quiere ser mañana una gran empresa, se debe empezar a actuar hoy mismo como si ya se fuera. (Thomas J. Watson (1874-1956), fundador de IBM.)

- El talento gana juegos, pero el trabajo en equipo y la inteligencia ganan campeonatos. (Michael Jordan (1963), baloncestista estadounidense.)

- La mejor publicidad es un buen producto. (Alan H. Meyer (1908-1976), pionero de la aviación estadounidense.)

 

¿Qué frase crees que encaja mejor con lo que tú opinas acerca de los emprendedores españoles?

A los emprendedores españoles (y a los aspirantes a serlo) les aconsejaría audacia y determinación y que se olviden de las malas circunstancias (“Al infierno con las circunstancias. Yo creo en las oportunidades”, decía Bruce Lee) y sigan el consejo de Ernesto S. Pombo: “Nunca es demasiado tarde para poner el reloj en hora”. En estos momentos de dificultades e incertidumbres, como bien señalara el estadista británico David Lloyd George, “Lo peor que puede hacerse es cruzar un precipicio de dos saltos”, y como remachara el entrenador de fútbol Pep Guardiola: “No hay nada más peligroso que no arriesgarse”. Finalmente, como tan bien resumiera Albert Einstein: “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”, o, dicho con palabras de San Juan de la Cruz: “Para llegar donde no estamos tendremos que avanzar por donde no vamos”. Si se me permite, añadiría el viejo consejo del orador motivacional estadounidense Zig Ziglar, en este caso dirigido a todos los empresarios y muy especialmente a los responsables políticos españoles: “Lo único peor que formar a la gente y que luego se te vaya es no haberlos formado y que se te queden”.

 

Por favor, ¿podrías comentarme estas dos frases?

a) "El verdadero emprendedor no es un soñador, es un hacedor". Nolan Bushnell (1943), empresario estadounidense, fundador de Atari.

b) "Las grandes ideas no sólo necesitan alas, sino también tren de aterrizaje". The New York Times

Si me lo permites, las comentaré conjuntamente porque creo que son complementarias. En la búsqueda del éxito empresarial (y que cada uno defina “éxito” como desee) no basta con tener grandes ideas, sino que hay que acertar a ponerlas en práctica. En ese sentido, todo buen emprendedor (e incluso diría que toda buena persona) no es aquel que tiene grandes sueños y deseos, grandes proyectos, sino más bien aquel que intenta y persevera en sus esfuerzos para hacerlos realidad, una idea o un proyecto incluso más modestos, pero mucho más factibles. Y que no ceje hasta conseguir encontrar la forma. Como solía explicar el baloncestista Michael Jordan, él era tan buen encestador no porque acertara muchos de sus tiros, sino gracias a los miles que fallaba en los entrenamientos. Al hilo de esto, me gustaría apostillar que como dijera el filósofo francés Blaise Pascal: “El mundo está lleno de buenas máximas y vacío de gente que las aplique”.  Y, a título personal, me gustaría dejar un último consejo en forma de sonrisa y recordar aquella gran observación de Groucho Marx: “Por experiencia propia, recomiendo encarecidamente a cualquier persona que sea rica, inteligente y divertida”.

 

Estudia un master o programa superior en la escuela de negocios EAE Business School. Pide más información aquí.