Esteban Hernández: “Los futuros profesionales deben confrontar los discursos existentes con la realidad”

Abogado y periodista, Esteban Hernández es el autor de ‘Nosotros o el caos: así es la derecha que viene’, un análisis del nuevo conservadurismo en la empresa y en la política en España. Hernández es actualmente el jefe de la sección Alma, Corazón y Vida de El Confidencial, un lugar en el que se abordan los cambios socioeconómicos que se están produciendo en el país.

 

¿Quiénes triunfan y hoy y por qué?

En un libro que escribí en el pasado narré cómo afectaba a los que podríamos llamar perdedores de la transformación del sistema actual, que podríamos concretar en la clase media. Ahora, en este nuevo libro, he profundizado en los ganadores de este cambio. El mundo de las finanzas, que ha salido beneficiado de la crisis y fijan las normas de la economía, y sobre todo los sectores ligados a la tecnología, los gestores, los consultores, las grandes auditoras… Este tipo de entornos son los que hoy en día fijan las bases acerca de cómo debe ser la economía hoy en día. Se trata de un cambio inspirado por ellos. No es que colateralmente se hayan proclamado vencedores. Ellos impulsan este cambio.

 

¿En qué consisten estos cambios?

Es un cambio en el modelo de gestión que se va produciendo entre los profesionales de cada sector. Pueden ser médicos, profesores universitarios, comerciales, juristas… Es la parte privilegiada del empleo, que podía vivir con estabilidad de empleo.

 

¿Y qué ha sucedido?

Pues que con todas estas ideas importadas del mundo del management, del mundo financiero o de las consultoras, que impulsan normas que a menudo van en contra de la propia profesión. Un médico o un abogado tiene que realizar unas funciones propias que la propia profesión define y sin embargo el management se rige por otros criterios, como el de rentabilidad, eficiencia, productividad. Todo viene medido, ordenado en función de unas métricas que en ocasiones son puramente económicas. Estas dos lógicas a menudo entran en confrontación.

 

¿Un ejemplo?

Pongamos que un médico no puede atender a 10 pacientes cada hora, aunque sea lo más productivo, porque lo que hace es atender deficientemente.

 

España, ¿es un país de izquierdas o de derechas?

Creo que es un país conservador, no porque vaya a votar a la derecha, que hoy es poco conservadora. España es un país que vive una cierta contradicción porque anhela una cierta estabilidad, una vida lineal, en la que el hijo tenga más que el padre. Se aspira a eso en un contexto que nos indica que es totalmente lo contrario. Los cambios hoy son muy bruscos y el conservadurismo nos lleva, por ejemplo, a votar a gente que promete cosas para quedarse igual. En lo económico España no es un país acostumbrado a dar saltos en red.

 

¿Qué les recomendarías a los alumnos de EAE?

Les recomendaría que confronten los discursos existentes con la realidad. Que miren que sucede dentro de las empresas, que traten de encajar los defectos que les son narrados en las escuelas de negocios con lo que tendrán que aplicar en la vida real. Que no se fijen en un único punto de vista teórico.