Espuña, un ejemplo de cómo sobrevivir a la pérdida de un gran cliente

espuña

Hoy queremos hablarte de Espuña, una empresa que ha demostrado que es posible sobrevivir a la pérdida de un gran cliente. La historia de la compañía se remonta a 1947, cuando Esteve Espuña comenzó a elaborar longanizas y fuets en una masía de la comarca de la Garrotxa, en la provincia de Girona. Hoy en día cuenta con tres plantas de producción en España y una en Argentina. Además, a lo largo de los años ha ido creciendo el número de países en los que está presente.

 

Un golpe difícil de digerir

Como te comentábamos, Espuña es una exitosa empresa que está presente en numerosos países de diferentes continentes. Sin embargo, tuvo que afrontar un duro golpe: la pérdida de un importante cliente. Nos estamos refiriendo al gigante Mercadona, que le obligaba a trabajar como proveedor en exclusiva. Sin embargo, la compañía fue capaz de resarcirse gracias a su nuevo plan específico para recuperar las ventas, basado en nuevos productos, los clientes y la externacionalización. Tal y como explican desde la propia empresa, aunque el golpe no fue fácil de digerir, ahora la estructura es más fuerte.

Productos innovadores

Una de las claves del éxito de Espuña ha sido la innovación. Y es que una de sus principales bazas ha sido siempre el lanzamiento al mercado de nuevas variedades, como la paleta curada o la línea de snacks. Y todo ello siguiendo la ecuación de alimentos de calidad a precios competitivos. Además, es importante tener en cuenta que la compañía catalana apostó por lanzar productos con poca competencia en el mercado, como la paleta curada con curación uniforme. Mención aparte merece la gama de cañitas, ya que les ha abierto las puertas al mercado norteamericano. Se trata de charcutería elaborada de forma tradicional pero adaptada al estilo de vida moderno. En definitiva, se trata de productos diferenciadores. De hecho, la empresa de la Garrotxa fue la primera de España en ofrecer jamón curado directamente en lonchas.

Estilo de vida moderno

Otra de las claves del éxito de Espuña es que ha sido capaz de adaptar el producto tradicional al estilo de vida de hoy, teniendo en cuenta que el consumidor moderno cada vez está más preocupado por la salud y los productos que ingiere.

Adaptándose al mercado de los diferentes países

Otro de los rasgos diferenciadores de la compañía catalana es que se ha adaptado al mercado de cada uno de los países a los que ha accedido. Y aunque algunos de los productos que han lanzado al mercado no han tenido el éxito esperado, la experiencia les ha servido para encontrar el camino correcto.

Apuesta por la tecnología

Por último, queremos comentar que en Espuña son pioneros en tecnología. En este sentido, es importante tener en cuenta que fue la primera empresa cárnica en aplicar el sistema de altas presiones, que tiene como objetivo mantener el producto fresco. Además, queremos destacar la tecnología multimolde, que sirve para adquirir un mejor loncheado del jamón curado.

Gracias a la apuesta por el exterior, a las nuevas gamas de productos y a la baza tecnológica, la empresa ha pasado de facturar 58,5 millones de euros en 2013, a cerrar 2015 con ventas de 72,5 millones de euros.

 

Más información:

Espuña