¿Eres receptivo a las críticas de tu equipo?

Es evidente que a cualquier profesional le intimida comunicar al director de su equipo que no hace bien algo. Esto puede resultar preocupante si tenemos en cuenta que, según los estudios, la principal razón de que las personas abandonen su trabajo es la insatisfacción con respecto a sus superiores.

Como responsable de la buena marcha del grupo, tu labor también consiste en ser receptivo a las críticas y generar una mayor confianza de tus profesionales en ti. Sigue los siguientes pasos y sabrás qué tal estás desarrollando tu función:

  • Sé accesible

Cualquier persona puede tener un mal día, pero recuerda que a nadie le gusta comunicarse con alguien que siempre está de mal humor.

  • No te pongas a la defensiva

Los miembros de tu equipo no se abrirán a ti si sienten temor a enfrentarse a tus explicaciones. De hecho, si alguien demuestra el valor suficiente para decirle lo que piensa sinceramente, debes agradecérselo explícitamente y hacer ver al resto que ésa es la actitud que esperas de ellos.

  • No hagas valoraciones precipitadas

No respondas a lo que oyes hasta que no hayas tenido tiempo suficiente para asegurarte de que la otra persona ha dicho todo lo que quería decir y de que tú lo has comprendido perfectamente.

  • Escucha para comprender

Es conveniente que potencies tus habilidades de escucha activa; durante las conversaciones, acostúmbrate a repetir lo que te dicen y a hacer recapitulaciones sobre lo que has escuchado para tener la certeza de que la comunicación es satisfactoria.

  • Pide que te cuenten casos y te den ejemplos

Haz preguntas si no has comprendido bien algo y pide que te pongan ejemplos para saber que has captado la situación tal y como es.

 

Y recuerda que el hecho de que una persona diga algo no quiere decir que sea verdad: busca otras opiniones para contrastar el feedback recibido.

 

Infórmate de nuestros másters y programas superiores en EAE Business School.