En qué consiste el software as a service (SaaS)

Software as a service

Conocido como SaaS por sus siglas, “es el software que se usa a través de una red sin descargarlo en ambiente de cómputo global”, tal y como explican desde la empresa Dell EMC. Seguro que lo entiendes mejor si te damos algunos ejemplos: el correo electrónico, los calendarios, herramientas ofimáticas como Microsoft Office 365…

 

Un servicio externo a la empresa

Es importante tener en cuenta que en este modelo de distribución de software, el soporte lógico y los datos se alojan en servidores de una compañía TIC a los que se accede vía Internet, es decir, son alojados en un único servidor externo a la empresa. Por tanto, es la empresa proveedora de TIC la que se encarga del servicio de mantenimiento, de la operación diaria y del soporte del software utilizado por el cliente.

SaaS para uso personal y para las organizaciones

Como te hemos comentado antes, servicios de correo electrónico basados en la web (Hotmail, Yahoo!, Outlook…) se pueden englobar en este tipo de software. En este tipo de servicios, lo normal es iniciar la sesión en la cuenta a través de Internet. Además, suele tratarse de servicios gratuitos para uso personal.

Como explican desde Microsoft Azure, una plataforma informática en la nube de nivel empresarial abierta y flexible, en el caso de las organizaciones, lo normal es que éstas alquilen aplicaciones de productividad (correo electrónico, calendario…), aplicaciones empresariales sofisticadas (CRM, ERP…) y de administración de documentos. Lo habitual es que las empresas paguen por el uso que hacen de estas aplicaciones, ya sea a través de una suscripción o del nivel de uso.

Ventajas del modelo SaaS

La empresa que contrata un Software as a Service puede acceder al software y a todos los datos a través de un navegador web desde cualquier ordenador y, en la mayoría de casos, desde cualquier dispositivo electrónico. Por tanto, acceder a toda la información, procesos, resultados, etc., almacenados en este tipo de software es de lo más sencillo. Otra gran ventaja de instalar un sistema SaaS para las empresas es que, al no requerir instalación previa, se ahorra mucho tiempo.

También es importante tener en cuenta que gracias a este sistema, las empresas pueden ahorrar costes. De hecho, gracias al SaaS, muchas PYMES pueden acceder al uso de software especializado, mientras que con el modelo tradicional no podrían asumir el coste. Además, se reducen los gastos de mantenimiento y soporte.

También queremos comentar que las soluciones SaaS suelen ser fáciles de usar sobre cualquier sistema operativo. Eso sí, en caso de surgir problemas, la empresa siempre puede recurrir a un servicio de soporte por parte del proveedor. Además, en la mayoría de casos los usuarios pueden probar las funcionalidades del sistema antes de realizar la compra.

Inconvenientes                                                             

Aunque las ventajas del Software as a Service son numerosas, también hay que tener en cuenta algunos inconvenientes, como la dependencia total del proveedor. Por otro lado, la oferta de SaaS aún no es tan extensa como nos gustaría. Además, todavía hay muchas personas que prefieren no compartir sus datos.

 

¿Te ha interesado esta noticia? Descubre nuestro EAE EMBA Online para convertirte en un experto.

 

¿Te ha resultado útil?: 
0
Sin votos (todavía)
¿Te ha resultado útil?: 
0
Sin votos (todavía)
Buscador de noticias

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

Recibe nuestras publicaciones directamente en tu email cada 15 días.

EAE – OSTELEA Formación Online, S.L., tratará tus datos personales para gestionar la relación contigo y para remitirte, por cualquier medio, información y comunicaciones comerciales sobre nuestros productos y servicios similares a los solicitados. Los datos sólo se cederán a empresas de nuestro grupo si nos das tu consentimiento y nunca a empresas ajenas al mismo. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como a otros derechos, como se explica en nuestra política de privacidad.