¿Desaparecerá el comercio local en tiendas físicas?

comercio del futuro

Para muchos vendedores físicos, Internet se ha convertido en su peor enemigo, algo que no es de extrañar si tenemos en cuenta que las tiendas online cada vez se están llevando a más clientes y que es muy complicado competir con lo que estas ofrecen. Por eso, algunos han augurado el fin del comercio local en tiendas físicas. Desde nuestro punto de vista, las tiendas físicas no desparecerán, pero si quieren sobrevivir deberán transformarse. Y es que los consumidores buscan experiencias de compra rápidas, eficaces y baratas, algo que el comercio online ofrece con creces.

 

Tiendas de ropa

Puede que algunos tipos de establecimientos acaben desapareciendo como, por ejemplo, las agencias de viajes. Sin embargo, en otros es poco probable que ocurra. Es el caso de las tiendas de ropa, ya que, en líneas generales, a los consumidores les gusta probarse las prendas que compran. Eso sí, como te acabamos de comentar, será necesario que se transformen para satisfacer la demanda de los clientes. La clave está en ofrecer un servicio más personalizado y una experiencia que no se pueda vivir en Internet.

Experiencias

Entre las experiencias que las tiendas ya están ofreciendo se encuentran los eventos (proyecciones de películas, torneos de algún deporte, comidas, discursos de diseñadores y estilistas). Por supuesto, para poder sobrevivir, las tiendas físicas también deberán cambiar su aspecto. Por ejemplo, puede ser una buena alternativa para ellas hacer escaparates más impresionantes. De esta manera, el consumidor tendrá más ganas de detenerse para admirarlos. También debemos hablar de las paredes y los probadores inteligentes, en los que es posible ver desfiles, fotos y seleccionar productos.

Experiencia online y offline

También hay algunas tiendas que están combinando la experiencia de compra online y offline. Por ejemplo, en algunos locales de Nasty Gal, los pedidos se tienen que hacer online, aunque los consumidores pueden probarse la ropa. De esta manera, se eliminan los inventarios, no hay que invertir tiempo en el acomodo de la ropa y, como consecuencia, los empleados pueden estar más centrados en el servicio. Otras marcas están apostando por facilitar el pago. Un buen ejemplo lo encontramos en la tienda Apple de Nueva York, donde todos los vendedores pueden cobrar a través de sus iPads.

Tiendas más sofisticadas

En definitiva, en el futuro podremos ver tiendas más sofisticadas, independientemente del producto que ofrezcan. Tal y como indican en el artículo “¿Existirán siempre las tiendas tradicionales físicas o en el futuro todas las compras se harán por internet?” de Quora, no serán tiendas a las que vayamos necesariamente a comprar, sino a probar productos, a conocer gente, a preguntar. Así, se volverá a la esencia del comercio, “que no es almacenar o mostrar catálogos, sino seducir al cliente”. Eso sí, es importante tener en cuenta que esta transformación no se producirá de forma inmediata. Son los grandes minoristas los que lo tienen más complicado, ya que los cambios que deben hacer son numerosos, aunque muchos de ellos están en el buen camino.

Conoce a fondo los beneficios de nuestro Master Marketing Digital.

¿Te ha resultado útil?: 
0
Sin votos (todavía)
¿Te ha resultado útil?: 
0
Sin votos (todavía)
Buscador de noticias

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

Recibe nuestras publicaciones directamente en tu email cada 15 días.