Daniel Lacalle: “La gente cuando mira el mercado piensa cuánto puede ganar en vez de cuánto puede perder”

Daniel Lacalle es economista y gestor de fondos de inversión. Votado durante cinco años consecutivos como uno de los mejores gestores del sector financiero, Lacalle ha escrito dos libros de obligada lectura para todo aquel que desee conocer qué son y cómo trabajan los denominados “mercados”. Nosotros lo mercados y Viaje a la libertad económica son sus últimas obras, ambas editadas en Deusto. Desde la City de Londres, donde trabaja, responde a esta entrevista.

 

¿Quiénes son los mercados y por qué se les culpa de casi todo?

A los mercados se les culpa de casi todo porque abusamos de ellos. Los mercados somos todos. El concepto de “mercados” como un ente uniforme y apocalíptico que se mueve en una sola dirección no existe. Mercado eres tú, mercado soy yo. Los mercados son los ahorros de nuestros pensionistas, de nuestros hijos, de nuestros padres, de nuestras familias y todo lo que es el entramado de financiación de nuestras empresas, comercios, etcétera, así como todo aquello del mundo globalizado. No es un concepto único. Es como decir “la población”. Hay muchos objetivos y muchas funciones diferentes.

 

Dentro de los mercados, ¿quiénes manejan los hilos?

Nadie mueve los hilos. Esto de que los mercados “dictan” es falso. Los mercados no dictan nada. Nadie mueve los hilos desde el mismo momento en el que las grandes economías del mundo y los grandes poderes económicos del mundo son estatales. No existe el concepto “los mercados” como un ente único. El sistema financiero no deja de ser un brazo del Estado. Intentar asumir que el sistema financiero es independiente o que dicta al Estado es ridículo desde el mismo momento en el que el Estado no hace nada de lo que se le supone que se le está dictando.

 

Hizo fortuna años atrás una frase de un trader de la City que decía algo así como que “Goldman Sachs domina el mundo”. ¿Lo cree usted así?

Es una tontería empíricamente demostrable. Todos los activos bajo gestión de Goldman Sachs no llegan ni a una fracción del Banco Central Europeo. Goldman Sachs no controla el mundo, lo que hace es dar un servicio que se puede aceptar o rechazar. A mi lo que me molesta del concepto creado de los “mercados financieros” es que es falso. Y además, cómodo. Cuando nos hemos aprovechado de una manera insultante, casi pornográfica, de los beneficios del crédito excesivo, del acceso a las inversores internacionales, de la deuda, etcétera...nadie se ha quejado. Ahora nos hemos empezado a quejar cuando las cosas han ido mal. El concepto popular de “los mercados nos atacan” no existía antes de 2007. Sin embargo, en España, el lugar donde más se repite la estupidez de “los mercados”, es donde más se ha abusado de los beneficios de los mercados financieros.

 

En su opinión, ¿se pudo haber evitado la crisis española?

No. La crisis española era una crisis de autoengaño en la que casi todo el mundo, incluida gran parte de la ciudadanía, estaba encantada de sí misma: los partidos políticos, los bancos, las cajas, las empresas y las familias. Yo he sufrido personalmente el haber dicho en 2007-2008 que estaba muy preocupado por las cajas, por la monstruosa sobrecapacidad que estábamos construyendo en España en infraestructuras… Y no eran poderes fácticos, o del Gobierno, era la gente de la calle, que me decía que aquello no podía más que ir hacia arriba, que crecíamos más que Alemania. La crisis en España es la de un modelo que nosotros mismos aceptamos y alentamos entonces. Hoy todo el mundo habla del despilfarro pero recuerdo que cuando se inauguró en un pueblo en el que veraneo una fuente que costó más que los ingresos fiscales de tres años todo el pueblo aplaudió a rabiar. La gente no entendía que lo que se gastaba costaba algo. He tenido discusiones al respecto, muchas. Algunos me decían: “Si se construye un puente que no sirve para nada, al menos tienes un puente”.

 

¿Por qué el gasto esclaviza y la austeridad libera?

Muy sencillo. Ahora mismo estamos viviendo las consecuencias de haber gastado muy por encima de las posibilidades del país. Si hubiésemos llevado a cabo la austeridad que han llevado a cabo otros países que hoy nos dicen que son ejemplo no tendríamos que hacer todos los recortes en la actualidad. La austeridad es un concepto que se tiene que llevar a cabo como lo que es: prudencia presupuestaria. No está contrapuesta a crecimiento, está contrapuesta a despilfarro. Y despilfarro significa manejar las cuentas públicas en base a los ingresos, no en función de los gastos. No intentar generar ingresos para unos gastos sino mantener unos gastos en línea con los ingresos reales. Lo rápido que destrozas las cuentas de un país si no llevas una política presupuestaria prudente es precisamente lo que nos lleva luego a los enormes recortes.

 

Algunos analistas señalan que Wall Street está muy hinchado y que se espera una corrección del 25%. ¿Qué opina al respecto?

Un amigo mío me decía que para ser gurú hay que dar muchas predicciones porque así seguro que aciertas alguna. La expansión o contracción de múltiplos es un concepto que no es analizable desde el punto de vista “bola mágica”. El análisis del mercado desde el punto de vista de cualquier inversor tiene que estar analizado desde tu capacidad de tomar riesgo y de perder dinero. La gente cuando mira el mercado piensa cuánto puede ganar en vez de cuánto puede perder. Y esa es la respuesta.