Cuatro herramientas que todo director financiero debería tener bajo control

Herramientas financieras

Para que un director financiero ejerza sus responsabilidades de forma eficiente es importante que tenga bajo control herramientas como el Flujo de Caja, el Grado de Apalancamiento, el Punto de Equilibrio y el Cuadro de Mando Integral.

Es bueno tener en cuenta que varios factores han cambiado la actividad de los directores financieros en los últimos años. Tal y como explican en el artículo “El nuevo rol 4.0 del director financiero” de Cinco Días, uno de estos factores ha sido la crisis económica y financiera, que ha obligado a este profesional a “gestionar de forma más estricta y eficaz los recursos”. Por supuesto, la introducción de las nuevas tecnologías en este campo también ha cambiado esta profesión. El tercer motor de transformación de la función financiera es la creciente incorporación de las empresas a los mercados exteriores.

Hoy queremos hablarte de las cuatro herramientas que el director financiero actual debe tener bajo control.

 

Flujo de Caja

En primer lugar, queremos hablar del Flujo de Caja, una herramienta clave para las empresas. Tal y como explican en el blog Gestión Económica, “se trata de un informe que representa el detalle de los flujos de los ingresos y salidas de dinero dentro de una empresa y en un periodo especifico”. Gracias a esta herramienta, el director financiero puede medir los ingresos y los egresos en la organización y, así, realizar una previsión de la capacidad del negocio.

Grado de Apalancamiento

También debemos hablar del Grado de Apalancamiento, o lo que es lo mismo, medir el nivel de uso de los recursos financieros operativos de la empresa para determinar el nivel de rentabilidad de los accionistas. El llamado apalancamiento operativo deriva de la existencia en la empresa de costos fijos de operación, que no dependen de la actividad y determinan, entre otras cosas, la política de precios que puede ejecutar la empresa. En cuanto al apalancamiento financiero, que se refiere a la utilización de deuda para financiar inversiones de la empresa, permite aumentar la rentabilidad de capital, aunque también aumenta el riesgo para el negocio.

Punto de Equilibrio

Otra herramienta que un director financiero debe tener bajo control es el Punto de Equilibrio, que es el nivel de producción que la compañía necesita para cubrir sus costes y no incurrir en pérdidas con su actividad. Esta herramienta permite determinar en qué momento las ventas cubrirán los costes, expresándolos en unidades, porcentajes y valores. Además, muestra la magnitud de las unidades o pérdidas de la empresa en el momento que excedan o caigan las ventas.

Cuadro de Mando Integral

Por último, queremos hablar del Cuadro de Mando Integral, una herramienta “muy útil para medir la evolución de la actividad de una compañía y sus resultados, desde un punto de vista estratégico y con una perspectiva general”, tal y como explican desde Logicalis. Al director financiero le es muy útil, ya que contribuye de forma eficaz en la visión empresarial a medio y largo plazo.

 

Aprende las mejores técnicas económicas con nuestro Master en Análisis Financiero.

 

¿Te ha resultado útil?: 
Sin votos (todavía)
Buscador de noticias

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

Recibe nuestras publicaciones directamente en tu email cada 15 días.

EAE – OSTELEA Formación Online, S.L., tratará tus datos personales para gestionar la relación contigo y para remitirte, por cualquier medio, información y comunicaciones comerciales sobre nuestros productos y servicios similares a los solicitados. Los datos sólo se cederán a empresas de nuestro grupo si nos das tu consentimiento y nunca a empresas ajenas al mismo. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como a otros derechos, como se explica en nuestra política de privacidad.