Cuatro consejos para vender más gracias al neuromarketing

neuromarketing

La mayoría de expertos en marketing coinciden en que si se llega al corazón de los clientes, la relación puede llegar a ser más duradera. Por eso, el neuromarketing es una de las tendencias que más está triunfando en los últimos años. Como bien indica su nombre, se trata de una disciplina que aúna el marketing con la neurociencia, con el objetivo de llegar a la parte del cerebro que toma las decisiones de compra que, según los últimos estudios, hace más caso a lo emocional que a lo racional. Teniendo en cuenta la relevancia que está teniendo esta disciplina, hoy queremos darte cuatro consejos para vender más gracias al neuromarketing.

Comparte o despierta emociones positivas

Aunque hasta hace poco se creía que tomábamos las decisiones en base a un razonamiento lógico, lo cierto es que son las emociones las que rigen nuestro comportamiento. Por eso, es esencial que, siempre que puedas, compartas o despiertes emociones en tus clientes. Eso sí, es preferible que éstas sean positivas y alegres para que el cliente asocie el consumo de tus productos o servicios con satisfacción y agrado. Por otro lado, es importante tener en cuenta que, tal y como explican en el artículo “Neuromarketing. 12 Claves y 5 ejemplos para tu empresa” de Innokabi.com, cuando el cerebro se relaja, disminuyendo el estrés y aumentado el aporte de oxígeno al cerebro, también está más abierto a recibir estímulos y a que estos calen más profundamente, por lo que es más probable que compremos el “producto o servicio que nos está divirtiendo, relajando o haciéndonos disfrutar”.

Apuesta por las historias

Por otro lado, queremos recomendarte que apuestes por el storytelling, es decir, que conectes con los clientes a través de historias que reflejen lo que quieres que sientan cuando piensen en tu marca. De esta manera, se acordarán más de ti. Muchos estudios han llegado a la conclusión de que las personas conectamos emocionalmente con las marcas o determinados productos, y los recordamos si nos cuentan una historia. Esto se debe a que analizamos lo que nos están diciendo partiendo de las emociones y esta respuesta emocional es mucho más efectiva que si simplemente nos lanzan información.

Sé más visual

También debes tener en cuenta que el cerebro responde mejor a las sensaciones visuales, ya que el nervio óptico va directamente al cerebro reptil, es decir, el cerebro ancestral, el que rige la regulación de las funciones vitales, las necesidades primarias y el comportamiento primitivo. Por tanto, entendemos mejor las imágenes que las palabras. Teniendo esto en cuenta, lo mejor es que utilices frases cortas y simples y que te centres en las imágenes que demuestren el valor. Las fotos grandes y los vídeos son muy útiles.

Amabilidad

Por último, es esencial que te muestres amable tanto en el cara a cara como en las relaciones a través de las redes sociales, el correo electrónico o el teléfono. Aunque no lo creas, una sonrisa o un buen trato son herramientas muy efectivas, además de baratas para conectar con el cliente. De hecho, somos muchos los que vamos siempre al mismo bar o tienda simplemente porque nos cae bien la persona que nos atiende.

 

 

Más información:

Tres razones por las que el nueromarketing está de moda