Cuatro consejos para elegir a los mejores proveedores

Escoger a los proveedores adecuados es una de las claves principales para tener éxito en un negocio, ya que de ellos depende que obtengamos una materia prima de calidad, unos precios competitivos y un servicio puntual y flexible. Además, no hay que olvidar que acertar con los proveedores puede contribuir a la reducción de costes y al aumento de los márgenes. Por todo ello, deberás darle a esta decisión la importancia que se merece. El problema es que dar con los mejores proveedores adecuados no es una tarea sencilla, ya que hay que tener muchos factores en cuenta. Por eso, hoy queremos darte cuatro consejos que te resultarán súper útiles para encontrar a los mejores. ¿Nos acompañas?

 

Ten claro lo que buscas

El primer consejo que queremos darte es que hagas una lista sobre todos los posibles proveedores que puedan ser adecuados para tu empresa. Eso sí, antes de nada deberás tener muy claro lo que buscas, pensando en cuáles son tus principales prioridades: que sea barato, que ofrezca productos de calidad, que tenga una buena situación financiera, que sea puntual… En este sentido, lo imprescindible no es buscar al mejor proveedor del mercado, sino al que pueda ofrecer las mejores soluciones para el negocio. Cuando tengas claras cuáles son tus prioridades, entonces deberás hacer una lista de posibles proveedores, incluyendo a la mayor cantidad de empresas posible.

Información

Una de las principales claves a la hora de encontrar a los mejores proveedores para tu negocio es recopilar toda la información que puedas sobre las distintas alternativas que barajas. Así, deberás obtener datos sobre precios, calidad, experiencia, reputación, transporte, métodos de pago y situación económica, entre otros factores, de todos los distribuidores que hayas incluido en la lista. Conseguir la información que necesitas es mucho más fácil de lo que parece. Lo mejor es recurrir a su página web y preguntar a otras empresas que trabajen con los proveedores en cuestión. Por supuesto, tampoco es mala idea hablar directamente con los proveedores.

 

Preselección

Una vez tengas la lista de posibles proveedores y hayas recopilado toda la información que necesitas conocer, entonces habrá llegado la hora de hacer una pre-selección. La mejor forma de hacerlo es descartando a aquellos proveedores que no cumplen tus objetivos más importantes. Lo ideal es no quedarse con menos de 5 ni más de 10 empresas. Una vez tengas la nueva lista completa, lo mejor que puedes hacer es concertar una entrevista con cada una de ellas.

 

Prueba

En principio, las entrevistas te servirán para poder llegar a una conclusión, o lo que es lo mismo, poder escoger a los mejores proveedores para tu empresa. Eso sí, esto no significa que hayas acertado, así que lo más adecuado es que hagas una pequeña prueba pidiéndoles un pequeño pedido o pactando un periodo de prueba. De esta manera, podrás comprobar si realmente esta relación te resultará ventajosa. Lógicamente, aunque superen esta prueba con éxito, nunca deberás dejar de evaluar a tus proveedores.

 

Más información:

Siete pasos para emprender un negocio