Cuatro claves para mantener la identidad de una empresa

Cualquier directivo que se ponga al frente de una compañía debe conocer conocer la historia de la firma y cuidar bien sus señas de identidad. El estilo de mando y la relación con empleados y proveedores, especialmente en empresas de corte familiar, es fundamental para no perder el prestigio y confianza adquirido durante años.

 

Muchos en la alta dirección se preguntan cuáles son las claves que permiten mantener la identidad de una compañía una vez se toma el mando. En estos cuatro apartados se apuntan los puntos básicos a tener en cuenta en este aspecto.

 

1.- Conocer el sector. Si diriges una empresa debes tener experiencia en el ámbito de la compañía. Es decir, si te vas a dedicar a los medios de comunicación y vienes del mundo de la industria cárnica será mejor que te actualices en el ámbito en el que vas a trabajar. Además, debes conocer bien a la competencia y comprobar cuáles son los huecos en el mercado.

 

2.- La proyección de la marca. La firma para la que se trabaja ha generado determinadas expectativas y promesas que no se deben defraudar. Además de esto, hay que saber cómo se está difundiendo la imagen de la compañía y si se está haciendo por todos los canales posibles -redes sociales, por ejemplo- y no únicamente los tradicionales. Hay que tener en cuenta que los cambios bruscos de imagen son complicados de digerir para el público y para la propia compañía.

 

3.- Know-how. Es importante que los empleados de la compañía transmitan el conocimiento de la diferentes áreas de la empresa en materias tan importantes como los procesos de producción, por ejemplo, claves para mantener la calidad de los productos o servicios.

 

4.- Comunicación transparente. El diálogo es muy importante en el proceso de toma de dirección de una compañía. Debe ser con todos -empleados, clientes, proveedores e incluso competidores- y debe ser transparente. Por orden, los más importantes con los que establecer el diálogo son los propios empleados y los clientes.

 

Más información:

Así se mantiene el sello de un negocio familiar

El Executive MBA online es un programa exigente. Los participantes son directivos y empresarios con experiencia, y por eso escogen una formación práctica que les permitirá gestionar el cambio en entornos de negocios que se transforman constantemente.

Ante mercados cada vez más competitivos, este programa ofrece una visión estratégica global de la empresa e impulsa, a su vez, la excelencia en la alta dirección. Infórmate aquí.