¿Cuáles son las funciones de un director general?

funciones de un director general

El director general es una de las figuras más representativas de un negocio. ¿Cuáles son sus funciones directas?

 

Acompañar al equipo

Todas las personas tienen un don, pero algunas se sienten totalmente estancadas y fuera de lugar en el ámbito profesional porque forman parte de un contexto en el que no tienen la oportunidad de practicar sus habilidades. El reto del director general es impulsar a cada persona en su crecimiento, evolución y desarrollo. Un propósito que no solo puede tener una visión individual, sino también grupal.

El director general debe ofrecer apoyo constante a los subordinados directos de cada departamento. Lo ideal es ayudar a que cada persona pueda ocupar el cargo que mejor se ajusta a sus aptitudes. Un simple cambio de posición puede ser el activo definitivo para reforzar su motivación.

Un director general está presente de forma real en la empresa por medio de una actitud de cercanía hacia los demás en el diálogo y la observación necesaria para saber qué ocurre realmente en el negocio. Desde su ubicación en el organigrama, tiene la perspectiva para coordinar las diferentes gestiones de la actividad comercial.

Tomar decisiones en situaciones extraordinarias

Más allá de los márgenes previsibles de la jornada laboral en la empresa, pueden darse factores que propicien la toma de decisiones con carácter de urgencia. El director general tiene la autoridad para gestionar este tipo de situación, pudiendo trabajar bajo presión en un momento en el que la realidad exige una solución inmediata en un breve plazo de tiempo.

 

 

Asume la decisión mientras inspira calma al equipo y acepta las consecuencias que pueden darse a partir del criterio tomado.

Potenciar el cambio desde la planificación

El director general también es un líder que puede guiar a los trabajadores en un proceso medido con el fin de alcanzar nuevos objetivos o una nueva manera de hacer las cosas. El cambio es vital porque representa el impacto de la evolución. Puede nacer de la necesidad de corregir ciertas carencias, perfeccionar las zonas de mejora e identificar los frenos que limitan el desarrollo de la organización.

Esta preparación nace de la perfecta coordinación de los objetivos generales y específicos a corto y a largo plazo. La responsabilidad es tan notable que, por esta razón, un director general no nace, sino que se hace.

Colaboración

Por muy importante que sea el rol de un director general, no tiene la capacidad objetiva de consolidar el éxito de un negocio desde una posición individualista. Debe dejarse acompañar en este proceso por otras personas que también pueden sumar lo mejor de sí mismas al fin común. Por ello, delegar con eficacia y con confianza es una de las características previstas en quien ocupa este cargo. Esta competencia puede ser especialmente compleja para algunas personas, así que la formación en inteligencia emocional también está relacionada con este criterio.

Por tanto, la labor del director es determinante para garantizar el éxito de un negocio en términos de productividad, rendimiento y viabilidad de esa idea.

Matricúlate en el Curso de Gestión y Administración de EAE Online.

 

Más información:

Lifeder

Gestiopolis

 

¿Te ha resultado útil?: 
Sin votos (todavía)
Buscador de noticias

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

Recibe nuestras publicaciones directamente en tu email cada 15 días.

EAE – OSTELEA Formación Online, S.L., tratará tus datos personales para gestionar la relación contigo y para remitirte, por cualquier medio, información y comunicaciones comerciales sobre nuestros productos y servicios similares a los solicitados. Los datos sólo se cederán a empresas de nuestro grupo si nos das tu consentimiento y nunca a empresas ajenas al mismo. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como a otros derechos, como se explica en nuestra política de privacidad.