Costes directos e indirectos

Costes directos e indirectos

Existen distintos tipos de costes a los que tiene que hacer frente la empresa a lo largo de su vida. Aquellos que se clasifican como directos tienen un valor que es inseparable del producto en sí mismo, están directamente ligados a la producción del artículo. El término de costes indirectos no debe llevar a la confusión de creer que este concepto describe una cuestión secundaria en la empresa, puesto que la viabilidad del proyecto es inseparable de esta gestión que interviene en el proceso. La finalidad de los dos tipos de costes es complementaria a partir de las características de su naturaleza y de su objetivo.

 

Factores que intervienen en el proceso de fabricación

Existen algunos ejemplos de costes directos que expresan de forma clara la vinculación de esta inversión con el producto en sí mismo. En cualquier temática comercial, es posible identificar la importancia de las materias primas principales. Así como también cada proyecto está integrado por un equipo humano que interviene en este proceso de producción sumando la mano de obra necesaria para cumplir la misión. Son aquellas personas que hacen posible el objetivo en el tiempo previsto. Este tipo de dato es cuantificable, concreto y medible.

Pero además de estos ingredientes, también es indispensable contar con otros medios para avanzar en la dirección prevista. Por ejemplo, un espacio de trabajo que esté perfectamente acondicionado con los recursos técnicos y la maquinaria de calidad. Este es un caso de valor indirecto pero imprescindible en la sostenibilidad de la idea. Esta tipología es inseparable del desarrollo general de la entidad. Por ello, este planteamiento no está ligado a la producción de un único producto en concreto. Existen muchos casos posibles como el pago del alquiler mensual del local en el que está situado el negocio o el mantenimiento de un espacio en propiedad. Este tipo de coste no solo no es secundario aunque sea indirecto, sino que además, muchas empresas tienen numerosos ejemplos clasificados en este tipo de gastos de fabricación que forman parte del proceso.

El óptimo control de los distintos tipos de costes es muy importante para mejorar el margen de rentabilidad puesto que conviene tener un cálculo objetivo de los mismos por medio de una previsión ajustada de la realidad. Cada empresa puede obtener una fotografía de su situación por medio de la identificación de cada tipo de cifra con su apartado correspondiente. ¿Cómo diferenciarlos de manera sencilla? Un coste directo está directamente ligado al producto en sí mismo, por ello, la previsión de este cálculo puede ser más precisa. Por el contrario, es más difícil expresar la medida exacta de un coste indirecto.

 

 

La importancia de establecer precios rentables

Los costes directos son imprescindibles. ¿Por qué es tan necesario que una empresa tenga un conocimiento preciso de cuál es la cantidad que invierte en cubrir tanto las cuestiones directas como las indirectas? Porque a partir de este balance es posible concretar un precio por un producto o servicio que garantice la rentabilidad en el trabajo.

¿Te ha interesado esta noticia? Descubre nuestro EMBA Online para convertirte en un experto.

 

Más información:

Eden

Gestión

Monografías

Lifeder

Informa BTL

OBA Learn

¿Te ha resultado útil?: 
Sin votos (todavía)
Buscador de noticias

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

Recibe nuestras publicaciones directamente en tu email cada 15 días.

EAE – OSTELEA Formación Online, S.L., tratará sus datos personales para contactarle e informarle del programa seleccionado de cara a las dos próximas convocatorias del mismo, siendo eliminados una vez facilitada dicha información y/o transcurridas las citadas convocatorias.

Ud. podrá ejercer los derechos de acceso, supresión, rectificación, oposición, limitación y portabilidad, mediante carta a EAE – OSTELEA Formación Online, S.L. - Apartado de Correos 221 de Barcelona, o remitiendo un email a atc@eaeprogramas.es. Asimismo, cuando lo considere oportuno podrá presentar una reclamación ante la Agencia Española de protección de datos.

Podrá ponerse en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos mediante escrito dirigido a dpo@planeta.es o a Grupo Planeta, At.: Delegado de Protección de Datos, Avda. Diagonal 662-664, 08034 Barcelona.
Marque las casillas para darnos su consentimiento: