Competencia monopolista: ¿qué es y cuándo se produce?

Competencia monopolista

La competencia es una cualidad básica del mercado de los negocios donde cada entidad se sitúa en un contexto diverso. Sin embargo, la acción de competir puede tener diferentes matices a partir de la esencia misma de este hecho. ¿En qué consiste la competencia monopolística? Es aquella que surge cuando muchos proyectos, cada uno con sus propios productos y precios, se posicionan en el mercado desde la diferencia con los demás, siendo posible el éxito de varios de ellos.

 

Mercado de productos heterogéneos

En este tipo de competencia se produce una paradoja. La esencia competitiva es real cuando se observa la situación de un mercado en el que existen muchos vendedores. Sin embargo, desde el punto de vista del cliente, su empresa preferida es su única referencia directa. Es decir, el consumidor establece una relación de fidelidad con una marca a la que observa como referente. Gracias al excelente trabajo de diferenciación de esa empresa frente a su competencia objetiva, llega a posicionarse como un monopolio sin serlo en sentido estricto.

Mientras que en un escenario de empresas que crean productos homogéneos los clientes comparan el precio de un producto antes de adquirirlo en un punto de venta u otro determinado, en un terreno de competencia monopolística el cliente no está tan determinado por esa tendencia hacia la consulta del coste porque cada oferta es única.

Un ejemplo observable de esta situación es el mercado de las bebidas de refrescos, en donde las marcas crean sus propias fórmulas. Esta diferencia aporta poder a las organizaciones para tomar decisiones en relación con el precio al que ofrecen su catálogo porque las motivaciones de los consumidores en ese nicho en concreto no están definidas únicamente por esta cuestión. 

Este tipo de competencia también es observable en el sector del automóvil, donde cada cliente conecta con la filosofía de una marca frente a otra. Es decir, ante un escenario de productos homogéneos, la esencia de la competencia monopolística es la de propuestas únicas que prometen experiencias que también lo son.  

 

 

Empresas que ofrecen experiencias únicas

Una empresa necesita una evolución y unos resultados observables a nivel de marketing y ventas para llegar a proyectarse de esta manera en el mercado. Coca-Cola es un ejemplo de marca que ha alcanzado este nivel de éxito gracias a la confianza de los consumidores más fieles de esta bebida que esconde toda una filosofía de ilusión en sus campañas de publicidad. Para aquellos consumidores que se identifican con este producto, cualquier otra bebida no es una oferta que se encuentre al mismo nivel de importancia.

Una empresa puede alcanzar esta situación de monopolio sin serlo en el sentido literal de la expresión gracias a la innovación en la presentación de un producto, la creatividad en el diseño, la experiencia de calidad, la atención al cliente o cualquier aspecto significativo que individualice y diferencie de manera clara a esa creación en el mapa comercial. 

Por tanto, una competencia de este tipo es el ideal al que aspiran muchos empresarios.

Conoce a fondo los beneficios de nuestro Master Marketing Digital Barcelona.

 

Más información:

YouTube

YouTube

Economipedia

Policonomics

Analytica

 

¿Te ha resultado útil?: 
Sin votos (todavía)
Buscador de noticias

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

Recibe nuestras publicaciones directamente en tu email cada 15 días.

EAE – OSTELEA Formación Online, S.L., tratará tus datos personales para gestionar la relación contigo y para remitirte, por cualquier medio, información y comunicaciones comerciales sobre nuestros productos y servicios similares a los solicitados. Los datos sólo se cederán a empresas de nuestro grupo si nos das tu consentimiento y nunca a empresas ajenas al mismo. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como a otros derechos, como se explica en nuestra política de privacidad.