¿Cómo trabajaremos en 2033?

La crisis está cambiando muchos aspectos de la vida. El mercado laboral no es ajeno a ello. En los próximos 20 años se asistirá a un cambio radical en la manera en la que los profesionales desarrollan su actividad. Según el estudio ‘Trabajar en 2033’ de la consultora PwC, dentro de dos décadas los empleos serán más flexibles e independientes.

 

¿Qué quiere decir esto? Que los horarios y la permanencia en el centro de trabajo tenderá a ser cada vez menos rígida. El informe de la consultora señala que en 20 años un 42% de los profesionales trabajará de este modo frente al 8,1% actual.

 

Una buena noticia, según la predicción de este informe, está en la caída de la tasa de paro, que se situará alrededor del 6,7% frente al 25% actual. Ahora bien, los trabajadores de alta y media cualificación vivirán con un índice de desempleo de entre el 1 y el 3,5% mientras que los profesionales de baja cualificación deberán soportar una elevada tasa media del 18,8%.

 

Los analistas de PwC hacen hincapié en que la formación de los alumnos sea en función de las necesidades del mercado y vaticina que los empleos con más demanda estarán en los sectores de las  tecnologías de la comunicación, la salud, la ingeniería civil y medioambiental y el sector financiero.

 

Más datos interesantes del informe de PwC. El 42% de los directivos de RR.HH. encuestados opina que la flexibilidad horaria en la oficina y fuera de ella será la modalidad central en la mayoría de las empresas. En este sentido, se prevé un aumento del trabajo autónomo y de los contratos a tiempo parcial.

 

¿Qué significa esto? Pues que lo habitual será trabajar para diferentes empleadores de modo simultáneo así como en diversos proyectos, quedando la gestión del tiempo en manos del propio profesional para poder desarrollar su trabajo.

 

Más información:

Informe de PwC: Trabajar en 2033