Cómo sacarle el máximo partido a una red de contactos

En el mundo de los negocios actual tener una buena red de contactos es absolutamente imprescindible para el desarrollo empresarial. Socios, amigos, trabajadores, clientes y proveedores, entre otros, deben formar parte de esta red que deberá incluir a personas de las que, de una manera u otra, podamos sacar beneficio. Sin embargo, para que la red de contactos sea realmente útil hay que sacarle el máximo partido. Te contamos cómo hacerlo a continuación.

 

Cuidar a los contactos

Lo primero que debes tener en cuenta es que a los contactos hay que cuidarlos siempre, y no solo cuando necesites ayuda de alguien en concreto. Por eso, deberás prestar tu colaboración a aquellas personas que la necesiten. Es buena idea informarse sobre los intereses y preferencias de los contactos para poder saber qué pueden necesitar y en qué momento. De esta manera, será más fácil que luego te devuelvan el favor. Eso sí, debes dar siempre sin esperar nada a cambio.

Analiza tu red de contactos

Más importante aún que lo anterior es hacer un análisis profundo de las necesidades de la empresa y los clientes y, después, de la red de contactos, conservando solo aquellos contactos que realmente sean interesantes para conseguir los objetivos. En este sentido, es esencial tener en cuenta que lo importante no es la cantidad, sino la calidad. Por supuesto, también deberás pensar en qué otro tipo de contactos te interesan y establecer el mejor camino para llegar a ellos.

 

Cara a cara

Las redes sociales han cambiado, y mucho, la forma en la que nos comunicamos con las personas. Sin embargo, para sacarle provecho a la red de contactos es necesario promover los encuentros físicos con aquellas personas que nos interesen para presentes o futuros proyectos. Así, es buena idea organizar fiestas, comidas y reuniones, y asistir a los eventos en los que vayan a estar presentes. Eso sí, procura acudir solo aquellos eventos que puedan aportarte algún tipo de valor.

 

Redes sociales

Te acabamos de comentar que es importante fomentar el cara a cara con los contactos, lo que no quiere decir que no podamos aprovechar las oportunidades que las nuevas tecnologías ofrecen. Y es que las redes sociales son herramientas muy útiles para ampliar y mantener la red de contactos. Eso sí, para poder sacarle provecho al mundo virtual, es necesario pensar en nosotros mismos como marca comercial.

 

Sin miedo a pedir

Si quieres obtener beneficios de tu red de contactos hay algo que debes tener muy claro: no puedes tener miedo de pedir. Si has cuidado al contacto en cuestión, lo más seguro es que seas recompensado. Piensa que tú también puedes servirle de ayuda en alguna ocasión. Eso sí, no es muy recomendable pedir ayuda a alguien con quien todavía no tienes la confianza suficiente.

 

Ser agradecido

Por otro lado, es importante que seas siempre agradecido con todo aquel que te tienda una mano en un momento dado, independientemente del esfuerzo que haya tenido que hacer la otra persona.