Cómo saber si estás gestionando bien un equipo de trabajo

Como ya hemos comentado en anteriores ocasiones, son muchas las cualidades que hay que tener para ser un buen directivo. Eso sí, puede que las más importantes tengan que ver con todo lo relacionado con ser un buen líder y, en especial, con la gestión de las personas que trabajan para nosotros. Y es que, aunque en un principio puede parecer una tarea sencilla, lo cierto es que es una de las partes más complicadas. Por eso, hoy queremos darte las claves para que sepas si estás gestionando bien tu equipo de trabajo.

 

Capacidad de comunicación

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de evaluar si estás gestionando bien un equipo de trabajo es si eres capaz de comunicarte con todas las personas que forman parte de él. Con esto queremos decir que los miembros del equipo deberán entender bien cuáles son tus responsabilidades dentro del equipo, pero también cuáles son las suyas. Por supuesto, sabrás si estás haciendo bien tu trabajo si tu equipo entiende cual es la visión de la empresa.

Conocer al equipo

Más allá de saber comunicarte con el equipo, deberás conocer bien a todos los miembros que forman parte de él, es decir, saber su personalidad, ambiciones, circunstancias, manías, virtudes, inquietudes… De la misma manera, también deberás dejar que ellos te conozcan a ti. Si lo consigues, sabrás que buena parte del trabajo la tendrás hecha, ya que se incrementará la sensación de pertenencia a un conjunto.

 

Evaluación

¿Evalúas a tu equipo por separado y en conjunto de manera regular? Si la respuesta es afirmativa, entonces vas por buen camino a la hora de gestionar a tu grupo de trabajo. Gracias a estas evaluaciones lograrás saber si estás trabajando con los colaboradores adecuados o si, por el contrario, debes hacer algún cambio en la plantilla.

 

Crecimiento

También sabrás si estás haciendo bien tu trabajo como líder de un equipo si ofreces a sus miembros opciones de desarrollo, es decir, más responsabilidades, formación, más ingresos económicos…

 

Trabajadores motivados y comprometidos

Por supuesto, una buena forma de saber si estás gestionando bien tu equipo de trabajo es comprobar si los miembros se muestran motivados. Pero eso no es todo, ya que también deberás asegurarte de que se sienten bien en el trabajo. En este sentido, es imprescindible crear un buen clima laboral. Sabrás si están a gusto no solo por la calidad de su trabajo, sino preguntándoles directamente. Así, es esencial escuchar a los trabajadores.

 

Trabajadores partícipes

Por último, debes tener en cuenta que para gestionar bien un equipo de trabajo es importante que los miembros del equipo sean partícipes de las tomas de decisiones. Así, es imprescindible preguntarles su opinión acerca de las medidas que se van a tomar. Lo importante es que los colaboradores sepan que sus opiniones son valoradas, ya que, de esta manera, asumirán los procesos como algo propio.