¿Cómo puede ayudar Tetris a entender mejor cómo gestionar una empresa?

Tetris, uno de los videojuegos más conocidos del mundo, fue inventado en 1984 por un ingeniero informático ruso llamado Alekséi Pajitnov. Millones de personas han tratado de colocar con más o menos éxito a ritmo de canción tradicional rusa las piezas del videojuego en la pantalla.

 

Lo que quizá nunca habíamos pensado es que Tetris puede proporcionarnos algunas lecciones valiosas para nuestra empresa. En el blog de la multinacional británica Sage ha establecido un paralelismo entre la gestión empresarial y el popular videojuego. Estas son las conclusiones a las que han llegado.

 

1.- La forma y el color de las oportunidades

Del mismo modo que en el videojuego uno debía ir colocando en la base de la pantalla piezas de distinta forma y color para que cuadraran y superar así diferentes fases en la empresa sucede lo mismo. Las oportunidades tienen distinta forma y color y el buen saber hacer de cada empresario será el que lleve a disponerlas de la mejor manera posible para superar fases (y, claro, ganar dinero).

 

2.- Cuestión de ritmo

Las piezas de Tetris caen al ritmo que marca el videojuego y se va incrementado (poniendo a prueba la destreza del jugador) a medida que se superan fases. En la empresa sucede lo mismo sólo que el ritmo lo marca el mercado y únicamente aquellos empresarios que saben cómo gestionar el ritmo a veces frenético de la competencia son los que salen airosos del envite cotidiano.

 

3.- Visión a largo plazo

Los jugadores de Tetris saben que en ocasiones es importante dejar pasar la consecución de una fila en aras de lograr muchas más en jugadas posteriores. A eso se le llama visión a largo plazo y en la empresa es fundamental. El buen empresario tiene el olfato afinado para dar con la jugada ideal para su empresa.

 

4.- Tener buena información

Así como en el conocido videojuego se informaba a los jugadores de la pieza que estaba por llegar, dato que permitía configurar una estrategia al usuario, en la empresa sucede lo mismo:“se puede trabajar mirando sólo la pieza que cae y sin preocuparse de la siguiente que vendrá. O bien, se pueden poner los medios para conseguir información de calidad que ayude a que la toma de decisiones sea más potente”, señalan en el blog de Sage.

 

5.- Éxitos efímeros y problemas acumulados

Del mismo modo que en Tetris el éxito de lograr una línea se desvanecía rápidamente y el jugador debía estar pensando en la siguiente jugada para mantenerse vivo en la partida, en la empresa sucede lo mismo. Los logros hay que olvidarlos pronto y empezar a trabajar en los siguientes resultados positivos. Por otro lado, el mal posicionamiento de una de las piezas en el videojuego suponía en ocasiones un error que dificultaba la partida y que muchas veces la convertía en insalvable, lo mismo que sucede en las organizaciones empresariales, como muchos empresarios conocen.

 

Más información:

¿Y si tu trabajo en la oficina fuera como un videojuego?

Aprovecha la moda de los videojuegos para emprender