¿Cómo ha cambiado la cultura de Internet desde sus inicios?

Cómo ha cambiado la cultura de Internet

Al mirar el pasado reciente a través del hilo conductor de Internet es posible observar un giro importante en el enfoque actual respecto de su origen. La universalidad define esta herramienta a través de su dimensión global. Internet se ha convertido en una vía indispensable para muchas personas que, además, han sentido el efecto de las necesidades creadas.

 

El progreso social a través de Internet

En la práctica, la desconexión digital es posible como acto de la voluntad, sin embargo, esa elección es poco frecuente para quienes buscan estar constantemente conectados a las últimas noticias, las novedades de las redes sociales o las actualizaciones de YouTube. Internet se ha posicionado como un bien tan indispensable que, realmente, no disfrutar de sus beneficios supone cerrar la puerta a oportunidades de crecimiento. Por ejemplo, en la búsqueda activa de empleo.

Ahora, los usuarios no solo acceden a la red por medio de su ordenador, sino también, mediante el móvil o la tablet. La dimensión de Internet se ha multiplicado en protagonismo en el ocio. Muchos espectadores pasan más minutos viendo a sus youtubers preferidos que delante de la televisión. Las distintas cadenas también proyectan su oferta online incrementando la flexibilidad en relación con la hora de visualización.

Internet es el hilo conductor de una evolución social que puede observarse en distintas esferas gracias a las muchas formas de aplicación que adquiere la tecnología: generación de puestos de empleo y nacimiento de nuevas profesiones, formación online, música, información, comunicación, relaciones sociales, el comercio electrónico, las nuevas fórmulas de pago, servicios, videoconferencias…

En cierto sentido, Internet es un reflejo del mundo presencial puesto que ofrece respuesta a necesidades personales o de empresa. Por ejemplo, los negocios viven ahora una transformación digital definida por la tendencia de las circunstancias externas.

 

 

El paralelismo entre la realidad y su reflejo en la red es visible tanto en lo positivo como en lo negativo. Por ejemplo, también existen delitos informáticos con su correspondiente impacto social.

Evolución en el rol de los internautas

No solo ha crecido de forma exponencial el número de usuarios en la última década, a su vez, ha habido una variación en el perfil, en concreto, en el comportamiento habitual en la red. Las personas tienen un mayor protagonismo y participación. Por ejemplo, cualquier autor que lo desee puede expresar su voz a través de su blog o en cualquier canal con un comentario individual. La esencia interactiva sintetiza lo virtual. En relación con los hábitos de comportamiento, también surge un nuevo fenómeno. El perfil anónimo de quien aprovechando esta aparente posición expresa algo que no diría en ese tono en un vínculo cara a cara. 

En una sociedad global, Internet ha producido un cambio de cultura al reducir las distancias, ofrecer facilidades que incrementan la calidad de vida (siempre haciendo un buen uso de los medios) y ahorrar tiempo. Los cambios son tantos que también surge el reto de su regulación. Por ejemplo, la ley sobre protección de datos que expresa, precisamente, la responsabilidad de proteger esta información.

Descubre nuestro Master en Administración de Empresas. Inscríbete antes de que se agoten las plazas.

 

Más información:

UOC

Marketing Directo

CAD

UV

 

¿Te ha resultado útil?: 
Sin votos (todavía)
Buscador de noticias

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

Recibe nuestras publicaciones directamente en tu email cada 15 días.

EAE – OSTELEA Formación Online, S.L., tratará sus datos personales para contactarle e informarle del programa seleccionado de cara a las dos próximas convocatorias del mismo, siendo eliminados una vez facilitada dicha información y/o transcurridas las citadas convocatorias.

Ud. podrá ejercer los derechos de acceso, supresión, rectificación, oposición, limitación y portabilidad, mediante carta a EAE – OSTELEA Formación Online, S.L. - Apartado de Correos 221 de Barcelona, o remitiendo un email a atc@eaeprogramas.es. Asimismo, cuando lo considere oportuno podrá presentar una reclamación ante la Agencia Española de protección de datos.

Podrá ponerse en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos mediante escrito dirigido a dpo@planeta.es o a Grupo Planeta, At.: Delegado de Protección de Datos, Avda. Diagonal 662-664, 08034 Barcelona.
Marque las casillas para darnos su consentimiento: