Cómo deben comunicar los directivos un cambio a los líderes de opinión de la organización

Cuando se quiere implantar un cambio, los directivos deben procurar ganarse el apoyo de los líderes de opinión de la organización. Para ello, deberán reunirse con ellos y comunicarse con una actitud clara y firme.

Cuando se produce un gran cambio en el seno de una organización, el enfoque tradicional pasa por lanzar la comunicación desde los niveles superiores de la jerarquía con la esperanza de que la información se despliegue en vertical como una especie de paracaídas que va envolviendo a los diferentes niveles jerárquicos de forma descendente.

En este proceso hay que tener muy en cuenta a los líderes de opinión de la organización, quienes tienen mucha influencia en las actitudes y los comportamientos de los profesionales de la organización y son críticos para el éxito de cualquier esfuerzo en pro del cambio. Las reuniones informativas de los directivos con estos líderes de opinión son una forma de ganarse su aceptación del cambio. Deben celebrarse cara a cara. En ellas, los directivos explican el cambio y los líderes hacen recomendaciones.

 

Cómo conducir la reunión

  • Reúnete con grupos de entre ocho y diez personas.
  • Lleva una sencilla hoja de papel con dos columnas y copias suficientes para todas las personas reunidas. En ella se encontrará descrito el proceso de cambio que se quiere llevar adelante de forma esquemática, en dos columnas que atiendan a lo que se quiere modificar y a lo que permanecerá intacto.
  • Pide recomendaciones para los puntos incluidos en la columna que explica lo que se quiere cambiar.
  • No cedas ante presiones iniciales y deja claro que la reunión es de tipo consultivo, pero que la decisión está tomada en los niveles superiores de la estructura organizacional.
  • No prolongues la reunión más allá de los noventa minutos.

 

Por qué es necesaria esta actitud

La organización no se puede permitir dar la impresión de tener miedo a las reacciones de los profesionales.

Se quiere transmitir a los líderes que la organización vela por la claridad y transparencia, para lo cual se les informa no sólo de los asuntos que se transformarán, sino también de qué aspectos se han tomado en consideración y se ha decidido conservar como están.

El objetivo de la reunión no es discutir, defenderse de posibles reacciones contrarias o evaluar la aceptación de la decisión de cambio. El propósito es escuchar las opiniones para realizar ese cambio de la mejor forma y contando con todas las opiniones.