¿Cómo debe gestionar su tiempo un directivo?

La gestión del tiempo es, sin ninguna duda, uno de los talones de Aquiles de los directivos, ya que son muchas las cosas las que deben controlar: clientes, proveedores, trabajadores, el teléfono, el correo electrónico, reuniones, interrupciones… Éste es un factor a tener muy en cuenta, ya que la mala gestión del tiempo puede provocar estrés, el descontento de los clientes por culpa de los retrasos o faenas mal realizadas por las prisas; empleados desmotivados por la falta de planificación; proveedores descontentos por los pedidos de urgencia…. Como creemos que la gestión del tiempo es un factor muy importante, hoy queremos dar las claves para que los directivos puedan hacerlo con éxito.

Planificar

Gestionar el tiempo de manera efectiva ayuda a reducir el estrés y aumenta la productividad. Por tanto, si eres directivo deberás intentar mejorar en este aspecto. Para lograrlo, lo primero que deberás hacer es intentar planificar cada día marcándote objetivos. De esta manera, te resultará más sencillo lograr mejores resultados.

Priorizar

A la hora de planificar las jornadas y las semanas es importante priorizar. Para hacerlo, lo que te recomendamos es que intentes valorar la situación en tercera persona. De esta manera, te resultará más fácil ver si la tarea es urgente de forma objetiva. En función de la importancia de la tarea en cuestión, deberás asignarle un tiempo y un momento determinado. Además, hay que tener en cuenta que priorizar significa irremediablemente renunciar a ciertas cosas en favor de otras.

Ser previsor

A la hora de planificar el trabajo no deberás sobreestimar tus propias capacidades, ya que las tareas suelen ir acompañadas de planificaciones. Así, lo ideal es que al asignarles una duración dejes márgenes de tiempo por si surgen errores. En definitiva, se trata de ser previsor.

No acumular tareas antiguas

Lo mejor que puede hacer un directivo es ir realizando las tareas por orden y, así, no acumulará tareas antiguas. Solo es recomendable cambiar este orden si aparecen urgencias.

Delegar

También es muy importante que los directivos sepan delegar, ya que éstos son incapaces de realizar todas las faenas necesarias para cumplir los objetivos de la organización. Además, delegar tiene más ventajas, como el desarrollo personal del trabajador al asignarles mayores responsabilidades, mejorar la coordinación de la plantilla y una mayor confianza y compromiso en el trabajador al sentirse valorado.

Teléfono y correo electrónico

Los directivos suelen perder mucho tiempo con el teléfono y el correo electrónico. Por eso, una buena idea es reservar algunos momentos al día para coger o devolver llamadas y responder emails. Por ejemplo, puedes dedicarle 10 minutos entre tarea y tarea, lo que también te servirá para cambiar de mentalidad. Además, es importante tener en cuenta que de esta manera lograrás reducir en gran medida las interrupciones durante el día.

Descansos

Por último, queremos dejar claro que los descansos durante el día son tan importantes como el resto de tareas, ya que sirven para reducir el estrés y recargar las pilas. Por eso, los momentos de distracción también deben estar incluidos en tu planificación y no deberás saltártelos.

Más información:

Cómo gestionar el estrés en el trabajo: src="//www.eaeprogramas.es/blog/2014/04/03/como-gestionar-el-estres-en-el-trabajo-tecnicas