Cinco recomendaciones para emprendedores sin experiencia

¿Tienes pensado crear una empresa pero no tienes experiencia? No tienes de qué preocuparte, ya que la mayoría de emprendedores se embarcan en negocios sin haber estado antes en otros. Lo importante es que crees una empresa que tenga que ver con algo que te guste e, incluso, te apasione. Si no es así, deberás hacer todo lo posible para encontrar la pasión en lo que hagas. Además, te recomendamos que sigas nuestros siguientes consejos para emprendedores sin experiencia.

 

Asesoramiento

Lo primero que queremos recomendarte es que no tengas miedo de pedir ayuda a expertos. De hecho, preguntar a personas que hayan pasado por la misma experiencia que tú estás a punto de experimentar es de lo más positivo. Por otra parte, es esencial que te asesores sobre aquellos temas en los que no tienes demasiados conocimientos, lo que te puede ir muy bien, por ejemplo, para poder cumplir los trámites y el largo proceso burocrático con éxito. Por supuesto, lo mejor es que busques información siempre recurriendo a expertos. También es buena idea asesorarse sobre temas financieros.

 

Planificación

Más allá de buscar asesoramiento, es esencial que antes de nada elabores un plan de empresa, lo que te ayudará a conocer los puntos fuertes y débiles de tu proyecto y a establecer la viabilidad económica de éste. Tu plan de negocio debe incluir toda la información que pueda ayudarte a tomar mejores decisiones, como tus objetivos, los medios de los que dispones o las estrategias que te ayudarán a alcanzar las metas. Por supuesto, también deberás incluir las proyecciones y los presupuestos. Gracias a este plan serás más eficiente y minimizarás los riesgos.

 

Realismo

Los emprendedores suelen ser idealistas y muchos de ellos sueñan con hacerse ricos en poco tiempo. Sin embargo, es importante tener en cuenta que solo unos pocos afortunados logran llegar a la cima en el mundo de los negocios. Por tanto, lo que nosotros te recomendamos es que seas realista, o lo que es lo mismo, que seas consciente de tus posibilidades. Con esto queremos decir que no deberás exagerar en los ingresos, aunque tampoco es aconsejable que lo hagas en los gastos. En este sentido, siempre es preferible comenzar con emprendimientos pequeños, aunque proyectándote en grande. Una vez domines lo que hagas, puedes plantearte crecer.

 

Inversión

Al iniciar cualquier negocio siempre deberás hacer un gasto económico, pero tendrás que procurar que éste sea el mínimo posible. Así, es importante que no asumas más gastos de los que te puedes permitir. Más adelante, cuando el negocio evolucione, entonces podrás realizar mayores inversiones. En este sentido, es recomendable evitar solicitar financiación, lo que te ahorrará futuras deudas.

 

No tengas miedo de los errores

Por último, es importante que no tengas miedo de los errores. Sí, hay que ser precavido, pero debes tener en cuenta que a través de los fracasos vas a aprender. De hecho, los grandes emprendedores de la historia han tenido que fracasar para llegar a lo más alto como, por ejemplo, Walt Disney. Eso sí, es importante que cada vez que falles, aprendas la lección.

 

Más información:

Walt Disney: del fracaso a la gloria