Cinco motivos por los que está creciendo el teletrabajo

teletrabajo

El teletrabajo es una tendencia laboral muy efectiva para las empresas y muy atractiva para los empleados, así que no es de extrañar que cada vez esté más implantada en las compañías de todo el mundo. Eso sí, según indica Randstad en su artículo “La revolución digital y el teletrabajo”,  en España el crecimiento es algo más lento, ya que solo un 27% de las empresas cuenta con programas de teletrabajo, según datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE), mientras que en países como Alemania o Reino Unido la cifra asciende al 35% de las compañías. Aún así, podemos decir que la cultura del trabajo a distancia está cada vez más arraigada en nuestro país. Hoy te contamos a qué se debe este crecimiento.

Las nuevas tecnologías

Una de las principales causas que explica el crecimiento del teletrabajo es que hoy en día tanto las empresas como los empleados cuentan con las herramientas tecnológicas necesarias para llevar a cabo sus tareas. En este sentido, hay que tener muy en cuenta las herramientas de networking y las redes sociales, que facilitan la comunicación entre empleados. Entre ellas, queremos destacar Dropbox, que permite guardar documentos en la red; Google Drive, que permite a varias personas trabajar sobre el mismo documento; y Skype, ideal para las conferencias.

Conciliación

El aumento del teletrabajo en España y en el resto del planeta también tiene mucho que ver con las demandas de los trabajadores, que exigen soluciones que les permitan una mayor conciliación de su vida laboral y familiar. Respondiendo a estas súplicas de los trabajadores, muchas empresas han decidido permitir que sus empleados trabajen desde casa. Como consecuencia, los trabajadores están más contentos y rinden más.

Aumento de la productividad

Por supuesto, es importante tener en cuenta que las empresas se han dado cuenta de que el teletrabajo aumenta la productividad, entre otras cosas porque los trabajadores pueden dedicarle más tiempo que si estuvieran en la oficina. Además, se evitan las interrupciones constantes que son comunes en la oficina y se reduce el tiempo perdido en reuniones. Según los últimos datos del INE, el teletrabajo puede aumentar la productividad entre un 5 y un 25%.

Reducción de costes para empresas y trabajadores

Las compañías también se han dado cuenta de que el teletrabajo puede suponer una reducción considerable de costes, ya que no es necesaria una sede física o, al menos, no tan grande. Además, las empresas se ahorran las dietas y los desplazamientos. Por su parte, los trabajadores que no tengan estos incentivos también pueden ahorrar en desplazamientos, y lo que es más importante, en tiempo. Y es que no hay que olvidar que buena parte del día se pierde yendo y viniendo del trabajo.

Mejor actitud

Todo esto se traduce en una mejor actitud de los trabajadores, que ven como sus condiciones laborales mejoran, pueden cuidar de su familia, reducen sus niveles de estrés y tienen más energía. Así, los empleados tienden a estar más motivados y más implicados con la empresa.

 

 

Más información:

La revolución digital y el teletrabajo