Cinco miedos que persiguen al directivo novato

Nuevo directivo

Los directivos no pueden permitirse el lujo de mostrar miedo en ninguna circunstancia, ya que se les supone valor y fortaleza.  Sin embargo, a los más novatos les cuesta hacer desaparecer o reprimir estos sentimientos. De hecho, hay algunos miedos que roban el sueño a los directivos principiantes. Hoy te hablamos sobre los cinco principales miedos del directivo novato.

 

Miedo a que piensen que son torpes o incapaces

En primer lugar, queremos hablarte de un miedo que persigue prácticamente a todos los directivos novatos. Nos referimos al temor a que los trabajadores de la empresa crean que no están lo suficientemente formados o capacitados y, por lo tanto, que son torpes o incapaces. Este temor va unido a otro muy común: el miedo a que los subordinados se burlen de sus debilidades y carencias profesionales, ya que éstas pueden llegar a evidenciarse en algún momento.

Miedo a ser rechazados

Otro miedo que persigue a los directivos novatos es el de sentirse rechazados, ya sea por otros directivos o por los subordinados. Por culpa de este temor, algunos directivos se sienten incapaces de comunicar los fallos a su equipo. Es más, algunos creen que, al no hacer saber a los empleados a su cargo los fallos que comenten en su desempeño laboral, pueden generar disputas entre compañeros. Sin embargo, con esta actitud lo único que el directivo consigue es prolongar e, incluso, alargar, el problema.

Miedo a perder la autoridad y poder dentro de la empresa

Por supuesto, también hay muchos directivos novatos que tienen miedo a perder la autoridad y el poder dentro de la empresa. Por eso, algunos caen en el error de adoptar una actitud extremadamente autoritaria: ignoran a los empleados, se despreocupan de quiénes son y de sus necesidades, imponen decisiones sin tener en cuenta al equipo, despiden a trabajadores para dejar claro quién manda… Así, todo directivo novato debe tener muy claro que el buen líder es el que logra guiar e inspirar a los trabajadores, y no obligarlos a seguir sus órdenes por miedo a represalias.

Miedo a delegar

Los directivos novatos también suelen tener miedo a delegar, ya sea porque se trata de personas demasiado perfeccionistas, porque no tienen paciencia, porque no confían en los demás o, simplemente, porque les gusta hacer ellos mismos el trabajo. Sin embargo, para desempeñar de forma eficaz las tareas y funciones que tienen asignadas (atender a clientes y proveedores, buscar nuevos negocios, gestionar la contabilidad, diseñar estrategias de marketing, planificar proyectos, distribuir tareas…), los directivos deben delegar responsabilidades entre los miembros del equipo. Eso sí, es importante saber en quién delegar.

Miedo al fracaso

Por último, y no por ello menos importante, queremos hablar del miedo al fracaso. De hecho, este miedo quita al sueño a la gran mayoría de directivos, ya sean novatos o no. Lo que debe hacer un directivo para superar este miedo es concentrarse en todo lo que puede salir bien y no al revés. Además, es importante aceptar que las noticias negativas relacionadas con la coyuntura económica, que crean una sensación de inseguridad, forman parte del día a día.

                                    

 

Más información:

Cómo sabes en quién delegar

¿Te ha resultado útil?: 
Sin votos (todavía)
Buscador de noticias

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

Recibe nuestras publicaciones directamente en tu email cada 15 días.

EAE – OSTELEA Formación Online, S.L., tratará tus datos personales para gestionar la relación contigo y para remitirte, por cualquier medio, información y comunicaciones comerciales sobre nuestros productos y servicios similares a los solicitados. Los datos sólo se cederán a empresas de nuestro grupo si nos das tu consentimiento y nunca a empresas ajenas al mismo. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como a otros derechos, como se explica en nuestra política de privacidad.