Cinco formas de fomentar el talento en las empresas

fomentar el talento

Tal y como explica la empresa WorkMeter en su artículo “Cómo gestionar el talento en tu empresa”, desde finales de los años 90 han proliferado las organizaciones que están comprometidas con los procesos de gestión del talento. De hecho, hoy en día son muchas las empresas que “apuestan por esta forma de administrar su activo más importante, las personas”, ya que han descubierto que lo que impulsa el éxito de un negocio es el talento y las habilidades de los empleados y que la gestión del talento previene la fuga del personal más cualificado. Teniendo en cuenta la importancia de este aspecto, hoy queremos proponerte cinco formas de fomentar el talento en las empresas.

Comunicación abierta

La clave principal para fomentar el talento en cualquier empresa reside en crear un entorno y un clima laboral adecuados. Eso sí, lo más importante es crear un ambiente en el que la comunicación y el diálogo permanente sean una constante. De esta manera, los empleados tienen menos miedo y más confianza para hacer y proponer. Por otra parte, es importante promover el interés de los empleados por aportar nuevas ideas y experimentar nuevos procesos de trabajo, ya que de esta manera se van desarrollando sus capacidades y su talento.

Coaching

Contratar los servicios de un coach también puede ser útil para fomentar el talento en una empresa. Y es que el coaching es “una metodología capaz de promover la productividad y rentabilidad extensiva a cualquier organización, cambiando la estrategia de capacitar a formar y potenciar a las personas”, tal y como explican en el artículo “El coaching como herramienta para fomentar el talento humano” de Analítica, donde también aseguran que gracias al coaching las personas se conciencian sobre las áreas a mejorar en su vida y potencian sus habilidades.

Salario emocional

Por otra parte, consideramos que para fomentar el talento en la empresa es necesario prestar atención al salario emocional, que implica medidas laborales más flexibles, beneficios no monetarios, reconocimiento y valoración, autonomía y responsabilidad. Y es que hay que tener en cuenta que hoy en día los trabajadores ya no están tan interesados como décadas atrás en los aumentos de sueldo, sino que buscan otros alicientes, siempre y cuando sus condiciones de trabajo sean justas.

Capacitación

Otra forma de fomentar el talento es potenciar la capacitación de los trabajos diariamente. Lo que queremos decir con esto es que las empresas deben hacer todo lo posible para mantener a sus empleados informados y entrenados sobre las últimas tendencias, técnicas, tecnologías y metodologías de trabajo.

Buena ubicación

Por último, queremos hablar sobre la importancia de ubicar a los empleados en los puestos de trabajo más adecuados para sus competencias y habilidades. De hecho, uno de los grandes errores de las empresas es la mala distribución de los cargos, ya que de esta manera el talento no puede desarrollarse de la debida forma. En este sentido, es importante tener en cuenta que hay que diseñar los puestos y roles empresariales dependiendo de las competencias y habilidades que se requieren.