Cinco consejos para negociar con proveedores

Una de las partes más importantes de la gestión empresarial, que tiene como misión mejorar la competitividad y la productividad de la empresa, es la gestión de proveedores, ya sea de bienes, recursos o servicios. Elegir a los mejores proveedores para un negocio no es tarea sencilla, pero más complicado resulta negociar con ellos para lograr las mejores condiciones posibles en cuanto a precios, exclusividades, condiciones de pago… Hay personas que nacen con el don de saber negociar, pero no es lo habitual. Por suerte, el arte de la negociación es algo que puede ir aprendiéndose con el tiempo y con mucha práctica. Para echarte una mano, hoy vamos a darte algunos consejos para negociar con proveedores que te resultarán muy prácticos.

 

Preparación

Sin duda, una de las claves principales para tener éxito en una negociación con proveedores es estar bien preparado. Lo que nosotros te recomendamos es que antes de acudir a una reunión de este tipo te informes bien sobre los diferentes proveedores que hay, los productos que ofertan, los servicios que proporcionan, los precios… El que finalmente escojas deberá ser capaz de seguir tu ritmo de crecimiento o expansión. Por otra parte, deberás dominar la tecnología del sector, ya que cada uno posee unos tecnicismos específicos. Si consigues hacerlo, transmitirás al proveedor la sensación de que sabes lo que estás comprando y será más fácil llevar la negociación a buen puerto.

 

Objetivos claros

Por supuesto, cuando hablamos de preparación no solo nos referimos a que debes informarte sobre la competencia. Y es que también es muy importante que tengas claros cuáles son los objetivos que quieres alcanzar y qué condiciones se pueden o se quieren asumir.

Flexibilidad

Aunque haber preparado la reunión te dará ventaja, no es lo único que deberás hacer para tener éxito en una negociación con un proveedor. Así, siempre que sea necesario, es importante que seas flexible, lo que quiere decir que deberás rebajar tus objetivos a fin de llegar a un buen acuerdo.

 

Da a conocer tu empresa

Es posible que el proveedor no sepa nada sobre tu empresa, así que deberás estar preparado para explicarle en qué consiste tu negocio. Lo mejor es que siempre cuentes la verdad, lo que no quiere decir que tengas que contarlo todo sobre ella. Eso sí, es esencial que intentes hacer ver al proveedor lo importante que puede ser para él tener un cliente como tu empresa, ya sea por sus proyecciones, su reputación, su crecimiento…

 

Ten paciencia

Aunque tengas algo de prisa por conseguir un acuerdo con un proveedor es importante que no te precipites a la hora de tomar una decisión. Antes de llegar a un acuerdo deberás pensar bien en las condiciones que te ofrecen. Si éstas no te convencen, entonces deberás recurrir a otro proveedor. Por eso, siempre va bien tener una lista de proveedores. Por el contrario, si estás seguro de que quieres cerrar la negociación, entonces deberás asegurarte de que todas las condiciones que se han tratado en la reunión quedan por escrito.

 

Más información

Siete claves para innovar en la gestión de la empresa