Cinco claves para una alianza estratégica en el mundo digital

Crecer en mercados desconocidos, aprovechar nuevos segmentos de clientes o vender productos o servicios adicionales requiere para las empresas lograr alianzas estratégicas que les permitan desarrollar todo su potencial en estos ámbitos. En la actualidad, en un mundo globalizado en el que la competencia se ha multiplicado y que está hiperconectado las alianzas cobran un renovado protagonismo.

 

Tal y como señala la consultora PwC en su publicación Ideas, “los líderes digitales están descubriendo que su futuro no depende solamente de lo que sus propias compañías sean capaces de hacer, sino de las capacidades, funciones, canales y análisis de valor a los que pueden acceder al establecer alianzas con otras compañías”.

 

En este sentido, PwC ha elaborado un listado con cinco reglas que lograr hoy una alianza exitosa en el mundo digital. Son las siguientes:

 

1.- No innovar en solitario

Para incrementar el talento, las inversiones y otros recursos dirigidos a la innovación es fundamental aliarse. “El desarrollo de fuentes más abiertas se ha convertido en un imperativo”, señala PwC.

 

2.- Nadie tiene las claves de las preferencias del usuario

Las empresas deben asociarse con aquellos que tengan los activos de información complementarios para poder conocer más información sobre los clientes, datos que la compañía nunca poseerá por sí sola.

 

3.- Primero, la experiencia de usuario excepcional

No se trata de un simple intercambio de valor entre compañías. Las alianzas sirven crear experiencias de usuario excepcionales primordialmente. “Hay que resolver un problema de usuario real, en vez de centrarse en los beneficios transaccionales”, indica el informe de PwC.

 

4.- Equilibrio entre economías de escala y personalización

Hay que encontrar un modelo que combine escalabilidad y bajo coste. El diseño de tecnologías en este ámbito puede proporcionar a la compañía una mayor ventaja a largo plazo.

 

5.- Cuida la alianza

“Hay que entender la alianza estratégica como si fuera una verdadera empresa y no una simple operación”, apunta PwC. Hay que cuidarla como al propio negocio y hay que ser conscientes que cuesta dinero y que los resultados no se ven de un día para otro.

 

Amplia tu formación con los másters de la escuela EAE Business School.

 

Más información:

Alianzas estratégicas en la expansión internacional

Los tres mejores momentos para alianzas estratégicas en tu start-up